Momento de la firma del convenio entre la Subdelegación y los cerrajeros.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Momento de la firma del convenio entre la Subdelegación y los cerrajeros.
Momento de la firma del convenio entre la Subdelegación y los cerrajeros.

Redacción. La Subdelegación del Gobierno en Córdoba y la Unión Cerrajeros de Seguridad (UCES) han renovado el protocolo de colaboración que establece un reforzamiento de las medidas de seguridad, de forma gratuita, para las mujeres víctimas de violencia de género.

En concreto, este convenio establece un cambio de cerraduras en los domicilios de mujeres maltratadas, previa orden judicial, y que ya han denunciado su situación ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Desde que se firmara el primer convenio en marzo de 2012, se han beneficiado de esta medida 90 mujeres. Este convenio, que surgió por primera vez en Córdoba, ya se aplica en comunidades como Madrid, La Rioja, Euskadi, Aragón, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Cantabria y en ciudades como Santa Cruz de Tenerife, Pamplona, Albacete o Elche. Todo el coste del cambio de cerradura corre de parte de los cerrajeros, acreditados por UCES.

Durante el acto de renovación del convenio el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, ha reiterado su agradecimiento a los cerrajeros “por su colaboración en la lucha contra esta gran lacra social que es la Violencia de Género”. Primo Jurado ha aseverado que “preservar la seguridad de una víctima constituye un pilar fundamental para acabar con la indefensión de estas mujeres y para salvar vidas y dignidades”.

Por su parte, José Antonio Diéguez, en representación de UCES, ha manifestado que “desde UCES somos conscientes del papel no solo profesional que realizamos, sino del enorme rol social del que estamos orgullosos. Probablemente, hayamos salvado la vida a casi un centenar de mujeres cordobesas”, a lo que añadió que “el cambio de cerradura es la primera necesidad de una víctima que se siente indefensa en su propio hogar”.