El Roquero Rojo es una de las aves expuestas. / Foto: florayfaunadelassierrasdejaen.blogspot.com

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Roquero Rojo es una de las aves expuestas. / Foto: florayfaunadelassierrasdejaen.blogspot.com
El Roquero Rojo es una de las aves expuestas. / Foto: florayfaunadelassierrasdejaen.blogspot.com

Redacción. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio organiza la Exposición “Aves de la Península Ibérica”, realizada por la iniciativa El Barro Animado formada por Pilar Gamero y José Antonio Postigo, en el Jardín Micológico La Trufa situado en Zagrilla, Priego de Córdoba.

Del 18 de noviembre al 8 de diciembre podrá visitarse esta muestra que consta de 35 pájaros de colección, modelados en arcilla y pintados a mano, de algunas de las especies más representativas del entorno, una pequeña selección de la enorme riqueza natural que alberga el Parque Natural de las Sierras Subbéticas.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, ha presentado esta exposición junto a los autores de la misma, y ha señalado que todas las aves están representadas en sus posaderos habituales más característicos y pueden observarse a lo largo de un recorrido por las diferentes formaciones vegetales presentes en el Jardín Micológico.

Especies como el roquero rojo, la curruca carrasqueña y el halcón peregrino, podrán observarse rodeados de la flora típica de un encinar mesófilo, un pinar de pino piñonero, un bosque de ribera o un alcornocal. A todo ello se une también la contemplación de algunos de los hongos que fructifican en el jardín, encontrando setas como el champiñón, boletos, la barbuda y el pie azul, entre otros.

Para Algar en esta exposición no solo se muestran las aves más emblemáticas de la zona, sino la importancia de la relación existente entre las plantas del monte mediterráneo andaluz y los hongos, poniendo de manifiesto que la conservación de las especies pasa por la conservación de los hábitats en los que viven.

Por su parte, los autores, Pilar Gamero Ruiz y José Antonio Postigo Pérez, residentes en Priego de Córdoba y creadores de la iniciativa El Barro Animado, han destacado el gran realismo de las piezas que facilita la observación de diferencias taxonómicas que a veces tan solo dependen de unas pequeñas pinceladas y que se pueden apreciar con detalle en estas piezas.

El Barro Animado surge de la unión de dos disciplinas, la ornitología y la artesanía de barro. Modeladas por el naturalista y ornitólogo, especializado en las aves del Sur de Córdoba, José Antonio Postigo y pintadas a mano por Pilar Gamero, una artesana dedicada a la restauración de obras de arte, dorado y artesanía religiosa.

La exposición podrá visitarse del 18 de noviembre al 8 de diciembre, en el jardín micológico La Trufa, en horario de martes a viernes de 10:00 a 14:00 h, sábados, domingos y festivos, de 10:00 h. a 14:00 h. y de 16:00 a 18:00 h. La visita a este equipamiento y a la exposición, es gratuita y se puede realizar de forma auto-guiada, acompañados de un díptico informativo sobre la Exposición de Aves de la Península Ibérica.

El Jardín micológico La Trufa. El jardín micológico La Trufa se encuentra ubicado en la aldea de Zagrilla, en el término municipal de Priego de Córdoba y se integra en la Red Andaluza de Jardines Botánicos y Micológico en Espacios Naturales. Al igual que el resto de jardines incluidos en esta red, el jardín micológico contribuye a la conservación de nuestro patrimonio natural, promoviendo el conocimiento de los hongos, fomentando la actividad micológica sostenible y el micoturismo, y contribuyendo a la conservación del recurso micológico y las especies de hongos raros, endémicos y amenazados de Andalucía.

El jardín, con una superficie aproximada de unos 10.000 m2, recrea ocho sistemas naturales de Andalucía, acompañados de sus especies de la flora y hongos más representativos: bosque de ribera, encinar-quejigar, pastizal, pinsapar, matorral-jaral, pinar, castañar y alcornocal. También se encuentra representado un pequeño avellanar, un tipo de formación escasa en Andalucía, pero que cobra importancia en este jardín por su relación con la trufa negra y la truficultura.

Como complemento, el jardín micológico cuenta con dos salas expositivas en las que se podrá conocer más de cerca la importancia ecológica de los hongos, los múltiples usos y aprovechamientos de las setas y trufas, o las medidas que se llevan a cabo para conservar las especies más amenazadas.

Las actividades y talleres que se desarrollan en el jardín, están basados en el conocimiento de las instalaciones, el espacio natural donde se encuentra y sus recursos, siendo guiadas por monitores especializados. El plan de dinamización del jardín cuenta con un programa de actividades y servicios a demanda, entendiendo como tales visitas guiadas y talleres para centros educativos, y un programa de actividades y servicios programados. Todas las actividades referentes al equipamiento pueden consultarse en el portal www.reservatuvisita.es.