Juan Serrano se dirige al público asistente a la inauguración del espacio 'De paso', en el Rectorado.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Juan Serrano se dirige al público asistente a la inauguración del espacio 'De paso', en el Rectorado.
Juan Serrano se dirige al público asistente a la inauguración del espacio ‘De paso’, en el Rectorado.

Redacción. Casi 60 años después de licenciarse en Veterinaria, después de haberse convertido en uno de los artistas contemporáneos más relevantes del país, de fundar Equipo 57 junto a sus compañeros, de recorrer media Europa teorizando sobre la racionalidad del arte, el arquitecto y artista Juan Serrano regresa al edificio de la avenida Medina Azahara para crear la instalación ‘De paso’. La obra, en palabras de su autor, «tiene como tema la movilidad, el tránsito, el trayecto y las relaciones cinemáticas entre formas y objetos» y ha sido creada en la segunda planta del actual Rectorado, antigua Facultad de Veterinaria donde estudió el propio Serrano.

La instalación, donada por el artista a la Universidad de Córdoba, se completa con otras seis obras del autor, cedidas temporalmente, con las que se pretende seguir jugando con el espacio. En ellas, como en ‘De paso’, se revela la «pérdida de unidad y de un centro que polarice la mirada, como ocurre en la escultura tradicional».

Arte y ciencia. La idea de Equipo 57 surgió en París y terminó de gestarse en Córdoba por Luis Aguilera, Ángel Duarte, José Duarte, Juan Serrano, Agustín Ibarrola y Juan Cuenca. Todos defendieron las tendencias racionalistas y analíticas con fuerte impronta de planteamientos científicos. Querían abandonar lo figurativo y las emociones y crear a partir de premisas científicas, apostando por el arte geométrico y el estudio del espacio y el color.

En ese camino encontraron como aliados a algunos de los investigadores cordobeses de la época. Entre ellos, el catedrático de Biología que siendo vicedecano de la Facultad de Veterinaria, afirmaba en una entrevista en 1959 que el arte abstracto «es una creación artística que responde a determinadas exigencias científicas y espirituales de nuestro tiempo». También hablaba Jordano de las teorías filosóficas de Bertrand Russell que asimilaba la abstracción matemática al arte abstracto, asegurando que ni en una ni en otro importaban ya los objetos de estudio, sino la relación entre ellos.

Precisamente la relación entre los objetos que integran ‘De paso’, el espacio que ocupa –la galería de la segunda planta del Rectorado- y las personas que a diario la recorren –mayoritariamente personal de gestión administrativa- es el gran tema de la obra en la que Juan Serrano vuelve a colaborar con el catedrático del Conservatorio Profesional de Música Músico Ziryab de Córdoba Antonio Gil, que ha compuesto la obra ‘Superposicion(es) sonora(s)’.

En la presentación del conjunto escultórico, Juan Serrano lo definió como un ejemplo de «abstracción en el ámbito de la ornamentación». El espacio central, según el artista, pretende que los flujos luminosos generen la sensación de tránsito». Por su parte el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, destacó el compromiso de la institución que representa con el arte, la cultura, la ciencia y la gestión administrativa.