Lucha contra la violencia de género.

Javier Collado

Dobuss

Lucha contra la violencia de género.
Lucha contra la violencia de género.

Redacción. La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, y la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Mercedes Bermúdez, han presentado hoy 14 de octubre el Protocolo Específico ante la Ciberdelincuencia de Género, una iniciativa pionera en España que impulsa el IAM para ofrecer a sus profesionales las herramientas y pautas necesarias para atender de manera adecuada a las víctimas que acuden a la red del instituto y que presenten síntomas de sufrir violencia de género a través de las TICs.

Este tipo de delincuencia es un fenómeno muy reciente dado el carácter novedoso de las TICs y de las relaciones a través de las redes sociales y el nuevo documento establece las pautas a seguir para la detección y actuación ante cualquier señal de alarma.

Este protocolo responde a la necesidad dar respuesta ante una realidad detectada por los profesionales del IAM. Con las TICs se multiplican los efectos de la violencia por su capacidad de difusión, repetición y viralidad y, además, es habitual el mayor anonimato del agresor y la posibilidad de que se dé una suma de maltratadores. Asimismo, favorecen la continuidad en el tiempo, la exhibición de la intimidad ante infinitas personas, la facilidad para el control permanente (geolocalizadores, control de estado online o conexiones, etc.) e incluso el riesgo de suplantar fácilmente la personalidad de la víctima.

La delegada indica que “la ciberdelincuencia de género suele coexistir con la tradicional, pero su intensidad y consecuencias ya hacía necesario un protocolo específico. Se trata del primer documento institucional de este tipo que se elabora en España y es una muestra más de que volvemos a ser pioneros en Andalucía en la lucha contra la violencia de género, dando un paso de gigante en relación con la máxima protección y recuperación de las víctimas”.

Esta iniciativa va a favorecer la detección de distintas vías de violencia de género aprovechando las nuevas tecnologías como “la revelación de secretos (fotos y vídeos) sin consentimiento, el control de los mensajes y las relaciones en redes, injurias y calumnias, trato denigrante, usurpación de identidad, grooming, amenazas y coacciones, extorsión, inducción al suicidio, etcétera”, prosigue Luna.

Finalmente, la delegada territorial señala que en Córdoba ya se empezó a trabajar esta misma temática de la ciberdelincuencia de género con los foros Asocia a finales de 2014, que también pone en marcha el IAM para hacer visible este tipo de violencia y enseñar claves para evitarla a mujeres de asociaciones y federaciones de la provincia cordobesa.