reciclaje
Reciclaje.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

reciclaje
Reciclaje.

Redacción. El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, ha visitado las obras del Punto Limpio de Cabra, que acabarán antes de finalizar el año, y en el que la Junta de Andalucía está invirtiendo 230.944 euros.

Este equipamiento se ubica en el Polígono Industrial-1 “Mantón de Manila”, al oeste del núcleo urbano de Cabra, y tiene una superficie de 1.207 metros cuadrados. Contará con un muelle de descarga con tres contenedores metálicos de 30 m3 para recogida de maderas y muebles, restos de poda, jardinería, y metales, y un contenedor metálico de 12 m3 para escombros.

La zona exterior se destina a envases para recogida selectiva de vidrio, papel y cartón, envases y residuos de envases y textiles, y el área cubierta está dotada de contenedores para los residuos especiales: pilas, aceites vegetales de origen domésticos, baterías de automóvil, aerosoles, pequeños aparatos electrónicos, radiografías, tubos fluorescentes, bombillas, pinturas, disolventes, barnices, electrodomésticos, envases contaminados, medicamentos y tóner de impresoras.

En este punto limpio se recepcionarán los materiales de desecho, se almacenarán debidamente y se reexpedirán hasta el lugar de gestión que le corresponda según la naturaleza del residuo.

El delegado de Medio Ambiente ha puesto de relieve el trabajo que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente para la elaboración de los planes autonómicos de gestión de residuos. De 1999 a 2008 se desarrolló el primero, que ha tenido continuidad en el Plan Director Territorial de Gestión de Residuos no Peligrosos de Andalucía 2010-2019.

El Plan realiza un diagnóstico de la situación de los residuos no peligrosos en Andalucía en el momento de su redacción, valorando, entre otros aspectos, la normativa específica de aplicación, la generación y destino final de los residuos, infraestructuras de gestión existentes y carencias o insuficiencias detectadas

Francisco de Paula Algar ha señalado que estos planes tienen como primer objetivo la gestión sostenible de los residuos, para reducir el consumo de materiales y energía por unidad de producto obtenida, evitando que el crecimiento económico repercuta en un mayor consumo específico de recursos. El Plan se marca como horizonte una gestión de los residuos en Andalucía orientada a la sostenibilidad tratando de prevenir al máximo su generación, de valorizar al máximo los recursos que contengan una vez generados y de verter el mínimo posible y siempre con las máximas garantías medioambientales.

En segundo lugar, se busca la jerarquía en la gestión: El Plan considera como prioritarias acciones de prevención junto con las actuaciones e infraestructuras encaminadas al reciclaje, la valorización material y el aprovechamiento energético. Y finalmente, la autosuficiencia y proximidad, de forma que los residuos se gestionen con las mejores técnicas disponibles, lo más cerca posible a sus lugares de generación y con una responsabilidad compartida entre todos los agentes implicados, desde las administraciones públicas a los agentes económicos y sociales, pasando por los colectivos consumidores y usua-rios.

El plan establece una serie de actuaciones prioritarias, entre las que se encuentran el sellado de vertederos incontrolados, así como la construcción de plantas de tratamiento, vertederos para los residuos no valorizables y puntos limpios, la implantación de sistemas de recogida selectiva de diversos residuos, y el establecimiento de objetivos de reducción en la generación de residuos, objetivos de valorización, incentivos para el uso de materiales reciclados y campañas de información y divulgación.

Otros puntos limpios construidos y financiados por la Consejería de Medio Ambiente son los de Hinojosa del Duque, Bujalance, Rute, Castro del Río, Iznájar Nueva Carteya, Peñarroya-Pueblonuevo, Santaella y Doña Mencía. Y actualmente están en construcción los de La Rambla y Villanueva de Córdoba.