Producción de aceite de oliva. / Foto: www.olint.com

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Exportación de aceite de oliva. / Foto: www.olint.com
Exportación de aceite de oliva. / Foto: www.olint.com

Redacción. Las exportaciones agroalimentarias andaluzas han crecido un 7,1% de enero a julio de 2015, respecto al mismo periodo de 2014, superando los 5.600 millones de euros, según ha anunciado la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz. Andalucía es ya la comunidad autónoma más exportadora del país, con más de 8.300 millones de euros en 2014 y con más de cinco años de crecimiento continuado.

Este dato, junto a las magnitudes que definen al sector agroalimentario andaluz, que aporta alrededor del 8% del PIB, y junto a la industria auxiliar alcanza el 13% del mismo y el 10% del empleo en Andalucía, «sitúan a nuestra región como el sector primario más potente de España». Concretamente, ha añadido, «aporta una cuarta parte de toda la producción agraria el país y alrededor de un tercio del valor añadido».

Este potencial se está reflejando en sectores, con productos cada vez más apreciados, como el aceite, el vino, los cítricos, los productos hortofrutícolas y las producciones cárnicas, «ligados todos ellos a la Dieta Mediterránea».

Según la consejera, el presente y el futuro pasa ahora por dar un «nuevo impulso» a este modelo con el objetivo de seguir avanzando en un mercado cada vez más globalizado, con más competidores y más consumidores. «Al igual que en los años 70 supimos innovar con invernaderos de tipo parral y en los 90 con la adaptación el mercado común europeo, la innovación y el cambio tecnológico son hoy en día una necesidad para seguir generando valor añadido», ha asegurado.

Nuevo PDR. La consejera ha querido trasladar al sector el apoyo del Gobierno andaluz para seguir trabajando en la consecución de todos estos objetivos. Así, ha explicado que el nuevo Programa de Desarrollo Rural de Andalucía pone a disposición de los andaluces una capacidad de inversión pública de 2.450 millones de euros.

Entre las medidas de este programa ha destacado los incentivos para la modernización de explotaciones (182 millones de euros), la mejora de infraestructuras (101 millones de euros para caminos rurales y 112 para regadíos) y la primera instalación de jóvenes agricultores (130 millones de euros). El PDR contempla además 203 millones de euros para la modernización del tejido empresarial, 145 millones para la transferencia de conocimiento e innovación y 451 millones para respaldar el desarrollo de modelos de producción sostenibles a través de las convocatorias de ayudas de agroambientales y a la producción ecológica.