Las Erillas.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Las Erillas.
Las Erillas.

Redacción. El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, ha visitado en Villanueva del Rey las Casas de las Erillas y los Atillos, ambas ubicadas en el monte público ‘Monteras’, en las que su Delegación ha invertido 261.164 euros, lo que ha generado 2.232 jornales.

Estas actuaciones forman parte del proyecto de «Restauración, mejora y puesta en valor del patrimonio rural en la provincia de Córdoba» que ha llevado a cabo la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucia (AMAYA).

Los objetivos el citado proyecto son poner en valor los recursos naturales, mejorar y potenciar el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales, incentivar la generación de empleo en el medio rural y propiciar la dinamización de su sector empresarial.

Ambas edificaciones presentaban buen estado estructural pero necesitaban una remodelación interior así como adecuación y equipamiento para su uso público.

Francisco de Paula Algar ha mostrado su satisfacción por la calidad del trabajo de recuperación realizado, y ha señalado la importancia de las inversiones que la Junta de Andalucía lleva a cabo para la conservación, defensa y difusión del patrimonio natural, como muestra el volumen de este proyecto en la provincia de Córdoba, que asciende a 1.030.130 euros y afecta a los municipios de Córdoba, El Guijo, Montoro y Villanueva del Rey.

Reunión institucional. Además de esta visita, el delegado de Medio Ambiente ha mantenido una reunión con el alcalde de Villanueva del Rey y presidente de la Mancomunidad del Alto Guadiato, Pedro Barba, y con la alcaldesa de Fuente Obejuna, Silvia Mellado, en la que han tratado de las estrategias de desarrollo territorial a partir de los planes de gestión integral de los montes públicos.

A propósito de este encuentro, el delegado ha puesto de relieve la importancia de la colaboración de la Junta con las administraciones locales para cumplir los objetivos de su departamento, tanto por lo que respecta al medio ambiente como a la ordenación del territorio, requisitos ambos ineludibles para la calidad de vida de la población y el desarrollo armónico de la actividad económica.