Agente de la Policía Nacional.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Agente de la Policía Nacinal.
Agente de la Policía Nacinal.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de una mujer, con residencia en Córdoba y de 38 años de edad, como presunta autora de un delito de estafa a través de Internet. Publicaba en la red anuncios de diversas viviendas, ubicadas en la costa de Cádiz, de las que no era propietaria, y con esta actividad engañó a diversas víctimas que residían en diferentes puntos del país y se apropió de 3.550 euros.

La investigación comenzó tras tener conocimiento de la denuncia presentada en una Comisaría de Gijón (Asturias). En esta denuncia la víctima manifestaba que había sido objeto de una estafa a través de Internet, ya que había ingresado en una cuenta bancaria 800 euros en concepto de alquiler de una casa para disfrutar sus vacaciones veraniegas, pero finalmente la persona que ofertó el anuncio no era la propietaria de la referida vivienda.

Después de realizar las primeras pesquisas los agentes averiguaron que una mujer era la persona que estaba ofertando en Internet anuncios falsos de viviendas vacacionales. Además comprobaron que llegó a cometer esta estafa hasta en ocho ocasiones durante los meses de junio a agosto del presente año. Con esta actividad consiguió apropiarse de una cantidad superior a 3.350 euros. Poco después identificaron a la autora y localizaron su residencia en Córdoba, ciudad donde fue detenida.

A fin de evitar ser víctima de estos tipos de estafas es recomendable desconfiar de “chollos”, especialmente si el precio de oferta del inmueble está muy por debajo del precio del mercado. Es recomendable consultar opiniones de otras personas que ya hayan alquilado el apartamento que nos interesa. Caso de que la reserva de apartamento se realice a través de una tercera persona o empresa dedicada al alquiler de inmuebles, trate de obtener la mayor cantidad de datos de dicha persona, que permitan su pronta localización, caso de ser necesario, confeccionado, a ser posible, un contrato o documento que acredite el compromiso de alquiler y donde figure toda la información sobre la vivienda, la duración de la estancia, el precio convenido y las condiciones de pago. Si el arrendamiento se efectúa telefónicamente, trata de guardar los mensajes enviados y recibidos, hasta la formalización del alquiler. A la hora de realizar el pago, si se debe realizar por adelantado, tratar de no abonar la cuantía total, sino solamente una señal hasta la recogida de llaves, momento en el cual se entregará el resto del dinero. Antes de realizar una transferencia o efectuar un ingreso a través de cualquier tipo de medio de pago, hay que estar seguros de que el propietario o el anunciante nos ofrece las garantías suficientes, y que, en todo caso, el contrato se ajusta a la legalidad, siendo nuestro derecho exigir un recio.