Viñedo.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Viñedo.
Viñedo.

Redacción. El pasado 23 de julio comenzó la temprana vendimia en la zona de Montilla-Moriles que se encuentra en la actualidad prácticamente en su ecuador. Según informaciones de Asaja Córdoba, las variedades tintas (Merlot y Syrah principalmente) se encuentran en mitad de su recolección con una previsión de producción de un 40 % menos que la campaña pasada que fue de 7,5 millones de kilos.

Respecto a la uva blanca, las variedades tempranas (chardonnay, moscatel, sauvignon blanc y verdejo) destinadas a la elaboración de vinos jóvenes son las primeras en recogerse y la Pedro Ximenez, variedad insignia de la zona, se podría decir que acaba de empezar a vendimiarse, encontrándose al 10% del total, y a un ritmo muy lento por su retraso en la maduración. Aunque se puede asegurar que la producción de uva blanca ha disminuido respecto a la campaña anterior, a juicio de la asociación cordobesa, es pronto para definir el porcentaje de la referida bajada.

El motivo del descenso de la cosecha, y del ritmo pausado de la vendimia de Pedro Ximenez, añade la organización agraria, son los cincuenta días de temperaturas extremas que hemos tenido día y noche que han provocado que algunos frutos se sequen y ha afectado a la maduración retrasando el aumento de grados del fruto. Estos últimos días las temperaturas han bajado y se espera que ello beneficie a la maduración y por lo tanto al ritmo de trabajo.

Independientemente del factor temperatura, no ha habido ningún problema de enfermedades a destacar, siendo la calidad de la uva buena. La vendimia está previsto que continúe hasta finales de septiembre, o incluso principios de octubre, dependiendo de cómo se vaya desarrollando.