Concurso de fotografía de Facua Córdoba.

Javier Collado

Dobuss

Urban Sur
Urban Sur

Redacción. El programa Urban Sur de Artes Plásticas y Visuales ha contado con la participación de sesenta alumnos, un tercio de los cuales continúa en este mes de agosto, con la realización de prácticas en empresas e instituciones por parte del alumnado asistente a los talleres iniciados en julio. Estas acciones formativas dirigidas a habitantes de la Zona de Actuación Urban (ZAU), que comprende parte del Distrito Sur de Córdoba, han incluido en su primer mes una serie de contenidos específicos sobre las cuatro materias impartidas: artes plásticas, fotografía, radio y televisión. Bajo el lema ‘Aprender haciendo’, los cursos, que han tenido como docentes a reconocidos profesionales en sus ámbitos, se hallan orientados a la apertura de salidas laborales.

Así, estos días dan comienzo las prácticas voluntarias de los alumnos participantes, los han solicitado y que han cumplido con los criterios de asistencia establecidos por el programa Urban Sur. Desde la organización se destaca el prestigio de las entidades que acogerán a estos alumnos durante algunas semanas, así como la
diversidad de sus especialidades profesionales. En concreto, en artes plásticas colaboran Tamaral Costura (rama de diseño textil) y el taller de la artista Margarita Merino (pintura, escultura, instalaciones, etc.); en fotografía, el estudio de Pepe Cañadilla (fotografía de estudio y reportajes) y el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Córdoba (fotoperiodismo); en radio, la Escuela Evolutiva (producción multimedia), y en televisión, la empresa de servicios audiovisuales Congress System (audiovisual para eventos) y el canal local PTV Telecom.

Estas prácticas laborales desembocarán, ya en septiembre, en la producción de una serie de eventos culturales asociados a cada taller, que tendrán lugar en la Zona de
Actuación Urban. De esta forma, el programa Urban Sur de Artes Plásticas y Visuales dará continuidad a los proyectos reales en los que el alumnado empezó a trabajar en la última fase de la formación específica, impartida en el mes de julio.

Junto a su participación en el diseño y desarrollo de esos eventos, así como varias tutorías grupales, los cuatro grupos de alumnos completarán su formación con una
serie de materias comunes en torno al trabajo en el sector cultural: organización de eventos, creación de páginas web, gestión de redes sociales, comercialización de
productos culturales y orientación laboral.