Trata de blancas.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Trata de blancas.
Trata de personas.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han liberado a dos mujeres, que estaban siendo explotadas sexualmente. Una de las víctimas tenía reconocida una discapacidad psíquica por parte de la Junta de Andalucía, y recibía fuertes palizas y amenazas de muerte si se negaba a realizar los servicios con los clientes, retirándole incluso la prestación pública que percibía por su discapacidad. Se ha detenido a 15 personas como miembros de una red dedicada a delitos de trata de seres humanos, prostitución coactiva y el tráfico de drogas.

Las investigaciones comenzaron en marzo del presente año cuando una mujer, que tenía reconocida una discapacidad psíquica por parte de la Junta de Andalucía, denunció ante la Policía Nacional que estaba siendo explotada sexualmente por parte de una ciudadana rumana en un club de alterne de la localidad cordobesa de Palma del Río (Córdoba), recibiendo fuertes palizas si se negaba a realizar los servicios con los clientes.

La víctima manifestó que estaba en esta situación desde hacía dos meses, siendo obligada a trabajar todos los días de la semana desde las 20:00 horas hasta la madrugada, retirándole el dinero pagado por los clientes inmediatamente, su documentación personal y el teléfono móvil para que no pudiera escapar. Sus captores le quitaban todos los meses la prestación pública que percibía por su minusvalía, siendo igualmente amenazada constantemente de muerte, así como golpeada, cuando no hacía lo que se le indicaba.

Las investigaciones posteriores llevaron a descubrir la existencia de una organización criminal jerarquizada, liderada por un hombre de nacionalidad española, que captaba a sus víctimas aprovechándose de la situación de vulnerabilidad o de exclusión social que tenían, o en el caso de la denunciante de su situación de discapacidad.

Se pudo determinar que el grupo investigado se dedicaba paralelamente al tráfico de sustancias estupefacientes, tanto marihuana como cocaína, de diferentes calidades que procedían a cortar para así obtener una mayor cantidad, reportando grandes ingresos muy por encima de la inversión inicial.

En muchas ocasiones la droga era vendida en el propio club de alterne, haciendo de punto de venta, si bien en otras, vendían la sustancia estupefaciente bajo demanda al lugar que les indicaran junto a las víctimas que controlaban en el ejercicio de la prostitución. Trasladaban tanto a las víctimas sexualmente explotadas como la sustancia al domicilio de los clientes, utilizándola para desinhibir a los clientes a fin de aumentar los beneficios económicos en cada servicio.

Se ha detenido a 15 personas, todos miembros activos del grupo criminal, de nacionalidad española o rumana, liberando a dos víctimas y efectuando tres registros domiciliarios en Coria del Río (Sevilla), en los que se ha intervenido un libro con anotaciones sobre servicios, 70 gramos de una sustancia pulverulenta, al parecer, cocaína, con un precio de mercado de unos 10.000€ aproximadamente, 177 plantas de marihuana con un precio estimado de mercado de unos 6.000€ aproximadamente, un arma de fuego simulada, ocho teléfonos móviles de última generación, tres machetes, diversos útiles para el tráfico de drogas, 350€ en efectivo y recibos de envíos internacionales de dinero.

La Operación ha sido llevada a cabo conjuntamente por el Grupo VIII de la Brigada Central Contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y el Grupo II de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Córdoba y la colaboración del Grupo UPR de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Córdoba.

Hoy 30 de julio se celebra el Día Mundial contra la Trata de Personas, un delito que, -según datos de Naciones Unidas-, mueve a nivel mundial 25.000 millones de euros al año, de los cuales 2.280 millones corresponden a Europa. Una actividad delictiva que genera 5 millones de euros al día en nuestro país y de la que podrían ser víctimas más 12 millones de trata en el mundo.

La Policía Nacional tiene activo desde abril de 2013 el Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual y ha creado además una unidad de referencia en esta materia, la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras. El Plan incluye un conjunto amplio de actuaciones de diferente tipo: desde acciones preventivas, pasando por medidas asistenciales, medidas estructurales y de seguimiento, así como medidas operativas; todo ello para aumentar la prevención y reducir la demanda de servicios sexuales basados en la explotación e impulsar una mayor concienciación e implicación social ante este problema. Para ello se pretende potenciar la colaboración continua y creciente con los países emisores, de tránsito y destino de las víctimas de trata; una estrecha colaboración con organismos, instituciones oficiales y ONGs de lucha contra la trata, y también con el mundo educativo, especialmente con la Universidad. La Policía Nacional también está impulsando y colaborando con proyectos en el marco internacional de Europol, Interpol, Sirene, y la Red Iberoamericana de Autoridades Migratorias.