La DGT realizando controles de drogas y alcohol.
La DGT realizando controles.- Archivo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La DGT realizando controles de drogas y alcohol.
La DGT realizando controles.

Redacción. El pasado domingo 16 de julio finalizó la campaña de vigilancia y control de velocidad que la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha del 20 al 26 de julio por las carreteras cordobesas. Durante este periodo, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado en las carreteras de la provincia un total de 16.825 vehículos, de los que han sido denunciados 908, lo que supone un 5,39% del total. Estos datos suponen una disminución del porcentaje de infracciones respecto de la Campaña que se desarrolló el pasado mes de abril, durante la que se alcanzó una tasa infractora del 5,56%.

Desglosando los datos por tipo de vía, en las carreteras convencionales se han controlado a 10.837 vehículos de los que han sido denunciados 558; el resto de vehículos controlados, 5.988, lo fueron en autovía con un total de 350 denuncias. Por otro lado, los datos obtenidos han permitido conocer, que la velocidad media alcanzada en los diferentes puntos de control de velocidad situaba al total de los vehículos controlados en carretera convencional, en torno a los 79 km/h y a los infractores en 106,5 km/h; en autovía, las velocidades medias alcanzadas eran de 107,3 km/h para todos los vehículos controlados y de 132,17 km/h para los infractores. Ninguno de los conductores superaban en 80 km/h, los límites establecidos. Éste es el exceso previsto en la normativa penal para que la infracción sea considerada delito cuando se circula en autovía.

Durante el año 2014, la velocidad fue determinante de la producción de 251 de los 1.120 accidentes que se produjeron en vía interurbana.