Rafael López Montes, letrado director del procedimiento, durante la rueda celebrada en Córdoba.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Rafael López Montes, letrado director del procedimiento, durante la rueda celebrada en Córdoba.
Rafael López Montes, letrado director del procedimiento, durante la rueda celebrada en Córdoba.

Redacción. La resolución de la Sección Primera, de fecha 16 de julio, avala la tesis de Ausbanc Abogados, ratificando que el plazo para reclamar la nulidad de estos contratos es más extenso que el que pretenden las entidades bancarias.

En concreto, la entidad financiera pretendía hacer valer una interpretación errónea de una Sentencia del Tribunal Supremo, con la finalidad de que el plazo se computara desde que el cliente tuvo conocimiento de su error en la contratación de productos financieros de inversión complejos.

Pues bien, la Audiencia Provincial de Córdoba se posiciona favorablemente con los afectados por este tipo de productos tóxico y, aclarando la cuestión, ofrece una interpretación del criterio del Tribunal Supremo distinta de la pretendida por las entidades bancarias, confirmando que el plazo para reclamar la nulidad empieza a contar el día del vencimiento del contrato.

La empresa beneficiada por la Sentencia es una pyme de la provincia de Córdoba, dedicada a los muebles de cocina, a la que se le devuelven casi 10.000 euros más los intereses legales, aliviando su situación económica, que sigue sufriendo los últimos coletazos de la crisis. Además, la entidad condenada tendrá que abonar las costas judiciales generadas en ambas instancias, por lo que el beneficio es aún mayor para esta empresa.