Asistencia a mayores de Cruz Roja

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Asistencia a mayores de Cruz Roja
Asistencia a mayores de Cruz Roja

Redacción. Cerca de 2.000 cordobeses se benefician de los convenios de colaboración establecidos entre el Ayuntamiento de Córdoba y Cruz Roja para impulsar el servicio de teleasistencia domiciliaria y el reparto de alimentos.

Ambas instituciones acaban de renovar dichos acuerdos, dirigidos a mejorar las condiciones de vida de personas mayores y familias en situación de extrema necesidad en la capital.

Merced al primero de ellos –que contempla una subvención de 27.000 euros-, un total de 238 mayores pueden hacer uso de la teleasistencia domiciliaria, que no sólo incluye la atención inmediata ante cualquier urgencia, sino que también presta servicios tales como la agenda (para recordar al usuario datos y fechas importantes), la visita al domicilio por parte de voluntariado de la organización, y el seguimiento permanente de cada caso.

Los objetivos de este servicio –que este año cumple 25 años en funcionamiento- pasan por garantizar la seguridad y fomentar la autonomía y permanencia en el hogar de las personas mayores.

A este convenio hay que sumar el rubricado entre el Consistorio y Cruz Roja para facilitar el reparto de alimentos a más de 1.500 ciudadanos que atraviesan circunstancias especialmente difíciles como consecuencia de la crisis.

El apoyo del Ayuntamiento -que aporta 12.000 euros a través del área de Servicios Sociales- se suma al que la institución humanitaria ha encontrado en lo que va de 2015 del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) y de entidades privadas como el Grupo DEZA o la Fundación La Caixa.

Dicho reparto se destina a individuos o grupos familiares especialmente vulnerables, como son familias con menores y/o personas mayores a su cargo, familias monoparentales, personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, personas incapacitadas para el trabajo o afectadas por toxicomanías o sida, menores en situación de desamparo, mujeres maltratadas, minorías étnicas, inmigrantes, refugiados, asilados, ex reclusos, transeúntes, y personas mayores perceptoras de las pensiones más bajas.

Según Fernando Veloso, delegado especial de Cruz Roja en la provincia, colaboraciones como la del Ayuntamiento representan un “apoyo importante en nuestra lucha cotidiana por defender los derechos y mejorar las condiciones de vida de los más vulnerables”, a lo que añade que “la cobertura de las necesidades básicas es el primer paso de una atención mucho más amplia con la que tratamos de que las familias dejen de estar en riesgo de exclusión”.

En este sentido, conviene recordar que la crisis ha llevado a la institución humanitaria a reforzar, por una parte, los programas habituales de respuesta social y de lucha contra el desempleo y la discriminación en el mercado laboral y, por otra, a poner en marcha desde 2009 una serie de intervenciones de emergencia social como el citado reparto de alimentos.

En este contexto se enmarca el llamamiento ‘Ahora + que nunca’ lanzado por Cruz Roja en mayo de 2012 –y que estará vigente hasta finales de 2015- con objeto de dar respuesta a la crisis socioeconómica, incrementando la atención hacia colectivos en situación de extrema vulnerabilidad; y dentro del cual la inserción laboral se ha convertido en uno de sus objetivos prioritarios.