Miguel Cortés y José María Gallardo.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Miguel Cortés y José María Gallardo.
Miguel Cortés y José María Gallardo.

Redacción. El ciclo Diálogos de Cuerdas, que incluye contenidos clásicos, flamencos y de fusión, se inicia este domingo 5 de julio con el primero de los tres conciertos programados. Lo Cortés no quita lo Gallardo es el título del espectáculo que reúne en el escenario del Teatro Góngora la guitarra flamenca de Miguel Ángel Cortés con la clásica de José María Gallardo del Rey, una propuesta que ha obtenido excelentes críticas y que supone, según sus impulsores, la apuesta guitarrística más ambiciosa de los dúos de guitarra recientes. El concierto tiene además un interés añadido: la colaboración especial de la cantaora Esperanza Fernández, que pondrá voz a las Nanas de la esperanza, con letra de José María Ortiz Nuevo.

Este mano a mano de dos de los mejores guitarristas españoles de la actualidad se presenta como un trabajo de mestizaje musical, con temas de ambos, en el que la música se alza por encima de todo, entendido ese obstáculo como la “guerra civil” que el desaparecido Félix Grande decía que libraban la guitarra flamenca y la clásica.

En el texto de presentación del espectáculo, el guitarrista clásico Pablo San Nicasio escribe que Lo Cortés no quita lo Gallardo significa “que ser clásico no elimina la vena flamenca o popular. Significa que el rigor no discute con la intuición. ¿Existe algo más riguroso que el instinto natural? José María y Miguel Ángel saben que compartir es vivir y que sus ideas van más allá de un escenario coyuntural. Han llegado a la conclusión de que son hermanos. Y en una familia unida nadie quita al otro, siempre se aporta”.

José María Gallardo, reconocido intérprete de fama internacional, reivindica que “hay una sola guitarra, es la española. Y esa guitarra tiene dos caras, como las monedas, y es lo mejor de la guitarra flamenca y lo mejor de la guitarra clásica”. Añade que quiere pensar que esa pelea entre ambos ámbitos “es un aspecto generacional que creo que está superado. Hoy hay cátedras de guitarra flamenca en muchos conservatorios y la mayoría de los artistas, guitarristas flamencos de nueva generación están muy motivados para escuchar música clásica y aprender música”. Para Miguel Ángel Cortés, un virtuoso que saca de su sonanta un vértigo preciosista que recuerda al maestro Paco de Lucía, el espectáculo supone “un paso adelante para el flamenco”.

Ambos artistas, que ya han actuado por separado en anteriores ediciones del Festival de la Guitarra, comparten ahora escenario para ofrecer un cuidado repertorio que va de las Bulerías del 28 a la conocida marcha procesional Amargura, en la que reducen a 12 cuerdas la partitura de Font de Anta en una excepcional versión. Excepto este último, todos los temas han sido compuestos por José María Gallardo y Miguel Ángel Cortés.

Rubén Olmo: Las tentaciones de Poe. (Gran Teatro, 22 horas). El bailaor y coreógrafo Rubén Olmo presenta en el Gran Teatro su última y exitosa creación, Las tentaciones de Poe, un híbrido entre danza y teatro en el que interpreta al escritor norteamericano -demente, alcohólico, autodestructivo, genial…- en los últimos días de su vida. En el escenario le acompaña en algunas coreografías Sara Vázquez, que da vida a Virginia, la mujer de Poe, mostrada aquí de manera más fantasmal que corpórea.

La obra, dividida en ocho escenas, cuenta con la música en directo a cargo de Agustín Diassera, que sigue el ritmo frenético del bailaor con su impecable percusión, el cante de Antonio Campos, la reconocida guitarra de Pedro Sierra y el violín de Alexis Lefebre.

En la presentación del espectáculo, Rubén Olmo recuerda que, curiosamente, cada 19 de enero, desde mediados del siglo pasado, el sepulcro del escritor amanece engalanado con tres rosas y una botella medio vacía de coñac, colocadas por un sujeto anónimo bautizado como `Poe toaster´(el que brinda por Poe). “Quiero dedicar esta obra a todos los locos, cuerdos o no, que beben la vida a trago largo, y pongo al servicio de la locura mi cuerpo, mi mente, mi alma, mi danza….” afirma el ex director del Ballet Flamenco de Andalucía.

Estrenada en el Teatro Central de Sevilla, Las tentaciones de Poe ha recibido magníficas críticas de los especialistas, que destacan el “alarde de virtuosismo dancístico” de Rubén Olmo, su excepcional trabajo “con el cuerpo y con la mente” para lograr una interpretación “en estado de gracia” del viaje a los infiernos que supuso la vida del escritor.

“Hago estas cosas porque no soy un flamenco al uso”, recalca Rubén Olmo, que ha contado con Juan Dolores Caballero “El Chino” para la dirección escénica del espectáculo. La obra “muestra el sufrimiento de un hombre incomprendido por ser un adelantado a su tiempo”, resume el director, para añadir que la intención es “trazar un recorrido estético por la vida de Poe”. El flamenco, continúa, no siempre está presente, “ya que Rubén ha tenido el arte de hacer que este aparezca y desaparezca como algo muy natural, pues no tendría sentido estar hablando de Allan Poe sólo con el idioma del arte jondo”.

En una de las escenas que componen el montaje, la titulada La ciudad, participarán alumnos del curso que Olmo ha ofrecido en el marco del Programa Formativo del Festival de la Guitarra. Seleccionados por él entre los inscritos, el bailaor ha ensayado con ellos después de las clases con vistas a su actuación en la obra interpretando una bulería.
Por último, Las tentaciones de Poe cuenta además con la voz en off de Antonio Canales, “un artista tan inmenso que con sólo oír su voz ya parece que me está acompañando en el escenario, tengo la tentación a veces de que la sombra que proyecto es la suya”, explica el bailaor.

Programa Formativo. Curso de David Russell. Técnica e interpretación concertística se titula el curso de guitarra clásica que desde el domingo 5 y hasta el martes impartirá el escocés David Russell. El prestigioso guitarrista dará sus clases, dirigidas a alumnos de nivel medio/alto, en el Teatro Góngora, en horario de 10:00 a 14:00 horas. Asiduo participante en el Festival de la Guitarra de Córdoba, Russell ofreció un concierto, en el marco del ciclo Los clásicos, el sábado.