Reunión de seguridad para la Magna Mariana.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Reunión de seguridad para la Magna Mariana.
Reunión de seguridad para la Magna Mariana.

Redacción. El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado y la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, han presidido la reunión de Seguridad con motivo de la inminente celebración de la procesión Magna Mariana este próximo sábado 27 de junio, a la que también han acudido el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, Francisco Gómez Sanmiguel, así como representantes del Cuerpo Nacional de Policía, de la Guardia Civil y de la Policía Local.

Durante esta reunión se han establecido el plan de seguridad que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad desarrollarán durante la celebración de la Magna Mariana “Regina Mater” el próximo sábado por las calles de Córdoba. El dispositivo está formado por un total de 410 de efectivos de la Guardia Civil, del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local que velarán por la seguridad de los cordobeses y de los turistas que visitan ese día la ciudad.

En concreto, por parte del Cuerpo Nacional de Policía participarán un centenar de agentes de la Comisaría Provincial de Córdoba, a los que se sumarán una unidad de la UIP de Sevilla, compuesta por 45 agentes, y un helicóptero de vigilancia. Los agentes, uniformados y de paisano, se aplicarán en aquellos lugares y zonas en los que se prevé una afluencia mayor de transeúntes. Por parte de la Guardia Civil serán un total aproximado de 65 agentes compuestos por el Subsector de Tráfico y otras unidades que velarán por la seguridad en los accesos y salidas de la autovía hacia la capital cordobesa asi como posibles incidencias en los desplazamientos de vehículos por carretera. Mientras que por parte de la Policía Local serán 200 los efectivos dispuestos en el plan de seguridad, correspondientes a dos turnos.

El dispositivo también recoge equipos de ambulancia y de Cruz Roja en puntos donde se prevé que se registre más tránsito de personas por el discurrir del cortejo procesional.

El subdelegado del Gobierno ha hecho un llamamiento “al comportamiento cívico de los ciudadanos y a la sensatez para que, sumado al completo dispositivo de seguridad puesto en marcha, consigamos que, tanto los cordobeses como las personas que nos visitan, puedan disfrutar de este maravilloso acontecimiento”. Asimismo, Primo Jurado ha alertado de las altas temperaturas que se esperan para la jornada del sábado en Córdoba y ha incidido “en la necesidad de que los asistentes a la procesión y los turistas se hidraten intensamente durante las horas de más calor y evitar la exposición directa al sol, con el fin de evitar lipotimias”.

Por su parte, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha afirmado que “la disponibilidad del Ayuntamiento y de los efectivos del Área de Seguridad es absoluta para contribuir a que, un acto multitudinario y que es un reto en materia de movilidad y protección civil, se desarrolle según lo previsto”. En esta línea ha pedido la “colaboración ciudadana”, pues “vamos a tener ese día zonas de movilidad reducida pero controlada” y ha confiado en que “los cordobeses estaremos de nuevo a la altura en el comportamiento cívico y responsable que se requiere en citas como esta”.  “Es un acto que estaba previsto por la corporación anterior y desde el punto de la seguridad lo que tenemos que hacer es cumplir fielmente con el plan especial de seguridad”, ha explicado por último la alcaldesa. Cabe destacar que el Ayuntamiento de Córdoba aporta también desde el área de Infraestructuras el vallado en la zona de la calle San Fernando.