UCO
Imagen del Rectorado de la Universidad de Córdoba.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

UCO
Imagen del Rectorado de la Universidad de Córdoba.

Redacción. La Universidad de Córdoba ha logrado recuperar, tras tres años consecutivos de bajada, el nivel de inversión de su Plan Propio de Fomento de la Investigación, del que el Consejo de Gobierno resolvió la pasada semana la primera acción correspondiente al programa de infraestructuras en investigación en Humanidades, Ciencias Sociales, Económicas y Jurídicas. Concretamente, en su vigésima edición, el Programa Propio de Fomento de la Investigación de la UCO cuenta con una dotación total de 1.216.780 euros, la cifra más alta desde el año 2012 y un 36% superior a la convocatoria de 2014.

El Programa Propio es la herramienta de inversión más importante con la que cuenta la institución y está estructurada en 6 modalidades de ayudas, articuladas alrededor de tres ejes estratégicos: el apoyo a los grupos de excelencia para que sigan siendo un referente de la investigación en la UCO, la dotación de recursos humanos para la investigación y la divulgación y difusión de la investigación.

La inversión en investigación se completa con el programa específico de infraestructuras para la investigación en Humanidades y Ciencias Sociales, Económicas y Jurídicas, que cuenta con una inversión de 75.000 euros después de que en 2014 se quedara sin dotación. Además, en 2015 la Universidad de Córdoba vuelve a convocar las becas de iniciación a la investigación con la misma dotación que años anteriores y los premios de investigación, que aumentan su doblan su dotación pasando de 1.000 a 2.000 euros por premio y que por primera vez concederán un galardón específico para el área de ingeniería.

Internacionalización científica. Por otra parte, en su planteamiento, el Programa Propio ha hecho una apuesta decidida por la internacionalización de la investigación. En este sentido, se ha otorgado ayudas adicionales directas a los grupos de investigación con proyectos de I+D+i vigentes y concedidos en convocatorias internacionales competitivas, al tiempo que se han subvencionado proyectos que, sin haber obtenido ayuda en otras convocatorias, sí contaran con una buena evaluación.