Parroquia de San Jerónimo de Moriles. / Foto: es.db-city.com

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Parroquia de San Jerónimo de Moriles. / Foto: es.db-city.com
Parroquia de San Jerónimo de Moriles. / Foto: es.db-city.com

Redacción. La Diputación de Córdoba restaurará el retablo mayor de la iglesia de San Jerónimo de Moriles a través de un programa de la Delegación de Cultura cuyo objetivo es recuperar y mejorar el patrimonio histórico y cultural de la provincia.

El vicepresidente primero de la institución provincial, Salvador Fuentes, se ha trasladado hoy al municipio para observar el estado actual del retablo e informar de la actuación, que tiene un presupuesto de 19.000 euros, 13.000 de los cuales los aportará la institución provincial y el resto el Obispado de Córdoba.

Salvador Fuentes ha afirmado que “la Diputación sigue manteniendo el programa que se planteó hace tres años para colaborar en la recuperación del patrimonio histórico-artístico de nuestros pueblos” y ha comentado que “se va a firmar cuanto antes el convenio y el lunes van a comenzar los trabajos de restauración. Los atractivos que tiene Moriles son muchos y venir a ver el retablo de la iglesia es uno más”.

Asimismo, el también presidente del Consorcio Provincial de Desarrollo Económico ha agradecido al mundo cofrade “su sensibilidad”, porque, “además de sacar los pasos en Semana Santa y contribuir con ello al desarrollo económico de sus pueblos, tienen la inquietud por conservar las iglesias y llevan a cabo una enorme labor social”. Por ello, ha felicitado a las hermandades de la provincia “por su inquietud intelectual y su compromiso cristiano y social, porque están haciendo una labor encomiable”.

El hermano mayor de la Hermandad Virgen del Rosario, Álvaro Moreno, ha explicado la recuperación del retablo se va a desarrollar en tres fases. “La primera será la consolidación del retablo; la segunda la limpieza y la tercera será la reposición de todas las piezas que faltan”, ha apostillado Moreno.

El retablo es de época renacentista y procede del convento cisterciense de la Concepción de Córdoba bajo el patronato de los señores de Fernán Núñez. En el siglo XVIII fue trasladado a la iglesia de San Jerónimo de Moriles. En el análisis llevado a cabo para la intervención, se concluye que faltan elementos en las cornisas y partes bajas del mismo, se ha perdido policromía, se observa tanto suciedad como polución en las partes bajas, donde también se encuentra el barniz más oscurecido y oxidado y los cuadros se encuentran en un avanzado nivel de deterioro.