Ermita de la Consolación de Bujalance.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Ermita de la Consolación de Bujalance.
Ermita de la Consolación de Bujalance.

Patricia Monterroso. Los cordobeses, más que ningunos otros, son conscientes de la importancia de preservar su patrimonio y sus legados de historia. No solo en la capital, donde gracias a la conservación de su Mezquita – Catedral, el Alcázar de los Reyes Cristianos o la ciudad Palatina de Medina Azahara -entre otros muchos- se sabe casi todo de su evolución, sino también en la provincia, donde en sus municipios, grandes o pequeños, tratan de que sus vecinos no olviden qué fue de ellos a través de la conservación del patrimonio, como ocurre con el Castillo de Almodóvar, el Palacio de los Condes de Santa Ana en Lucena o la Ermita de la Virgen del Castillo de Carcabuey, entre otros muchos ejemplos.

Uno de los laterales de la ermita. / Foto: cuadernosdebujalance.blogspot.com.es.
Uno de los laterales de la ermita. / Foto: cuadernosdebujalance.blogspot.com.es.

Sin embargo no siempre es posible que antiguas e importantes propiedades de nuestros pueblos se conserven llegando a acabar, muchos de ellos, en ruinas o conservando apenas unos pocos muros de lo que un día fue un lugar crucial para sus vecinos. Bien porque pasan de mano en mano acabando siendo propiedad de quien no puede o no quiere mantenerla o porque es costoso para las administraciones.

El caso es que, por unos motivos o por otros, éste está siendo el caso de la Ermita de la Consolación de Bujalance que, si no se hace nada para su conservación, terminará convirtiéndose en escombros aquello que un día fue un lugar de fe para muchos bujalanceños.

La Ermita de Consolación data de 1610: “Fundóla Gonçalo de Anduxar, año de mil seiscientos y diez: tuvo motivo para ello, que pasando algunas noches a deshora por aquel sitio, y el camino que sale de Córdoba, sintió, y vio algunas cosas de temor, valióse en su aflicción del favor de la Virgen Santísima, y prometió servirla, edificándola esta Iglesia: tiene Cofradía, y celebra su fiesta a quinze de Agosto con grande concurso de gente” (Fray Cristóbal, 1657).

Estado en el que se encuentra la cúpula. / Foto: cuadernosdebujalance.blogspot.com.es.
Estado en el que se encuentra la cúpula. / Foto: cuadernosdebujalance.blogspot.com.es.

Sin lugar a dudas, fue éste un emblemático edificio del patrimonio de Bujalance que incluso llegó a ser un taller de bicicletas. Se trata de una construcción de una sola nave de reducidas dimensiones (18 x 6 mts.), de planta rectangular y bóveda de cañón rebajado. Los vanos entre nervios muestran una decoración sencilla con motivos geométricos. Las pechinas presentan rica yesería y escudos. La hornacina central está adornada con decoración polícroma, cuya imagen central, muy deteriorada, pudiera mostrar a la Virgen de Consolación.

Muchos son los movimientos vecinales y asociativos que desde hace más de cinco años están luchando porque alguien no deje caer en el olvido la Ermita de la Consolación, sea el caso de la plataforma Participa en Andalucía,  la Asociación Baetica Nostra quien solicitó su inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz para que no cayese en el olvido o Hispania Nostra quien ha incluido a la Ermita de la Consolación en la lista roja del Patrimonio, con el fin de concienciar a las Administraciones y a la sociedad en general de la pérdida irreparable del Patrimonio.

Maqueta que representa el estado de la ermita en los años 40. / Foto: https://bujalanceenmadera.wordpress.com/ermita-de-consolacion/
Maqueta que representa el estado de la ermita en los años 40. / Foto: https://bujalanceenmadera.wordpress.com/ermita-de-consolacion/

Así que, porqué no, aprovechar estas líneas para recordar que en el Alto Guadalquivir hay cuatro paredes que son algo más que eso, que son historia, recuerdos y testimonio de lo que un día sucedió en Bujalance  y con ayuda de todos pueda incluirse en el listado de lugares de interés turístico bujalanceños junto al Monasterio de San José y Santa Teresa, el Hospital de San Juan de Dios, la Ermita de la Vera Cruz o la de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Parque de Jesús.

1 Comentario

  1. Me sirve de gran notalgia ver cosas del pueblo donde me crié, me casé y disfruté de los mejores amigo en mi infancia (estoy cerca de los 80)pero Bujalance es mki pueblo,
    Os quiero

Comments are closed.