Baños de Popea. / Foto: Blog Senderismo Guadalinfo Hinojosa

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Baños de Popea. / Foto: Blog Senderismo Guadalinfo Hinojosa
Baños de Popea. / Foto: Blog Senderismo Guadalinfo Hinojosa

Redacción. Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil auxiliaron la noche del lunes 20 de abril a tres jóvenes universitarios que se habían desorientado en la zona de Santa María de Trassierra.

El origen del presente auxilio humanitario fue la recepción de un llamada en la Sala del 091, pasadas las diez y media de la noche, en la que un joven manifestaba que se había perdido, junto a otros dos compañeros, un chico y una chica, en las inmediaciones del paraje natural conocido como los baños de Popea, no logrando encontrar la senda de retorno a la población más próxima, el municipio de Santa María de Trassierra, dada la oscuridad reinante, y que incluso dos de ellos tenían lesiones en sus piernas al intentar andar a través de la maleza y las zarzas allí existentes.

Igualmente en la referida llamada, el requirente alertaba de que se estaban quedando sin batería en sus terminales telefónicos, por lo que de inmediato el policía de la Sala del 091 les indicó que tratara de determinar sus coordenadas de su posicionamiento a través del móvil, indicándole así mismo no se movieran del sitio puesto que a la mayo brevedad posible acudirían al lugar a varias dotaciones policiales para auxiliarlos.

Como quiera que la zona de Trassierra es demarcación de la Guardia Civil, informó de inmediato al referido Cuerpo Policial de lo sucedido, comisionándose varias dotaciones, tanto de Guardia Civil como de Policía Nacional, con el fin de agilizar la búsqueda de estas personas, tratando así de minimizar cualquier riesgo para su integridad física.

Efectivos con conocimiento en la zona. En el dispositivo de búsqueda establecido se integraron agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil conocedores del paraje del Río del Molino, lugar donde al parecer se encontraban los jóvenes, quienes tras una intensa búsqueda por la zona, que resultó ser muy abrupta y escarpada, donde reina una abundante vegetación, lograron finalmente localizar al borde de un arroyo a los tres jóvenes, en el punto marcado por el GPS de los móviles, que portaban los mismos, con magulladuras y arañazos en sus piernas, siendo evacuados a un centro sanitario.

Los tres jóvenes auxiliados resultaron ser tres estudiantes que habían acudido a la zona para recoger plantas para un proyecto de la universidad.

 

2 Comentarios

  1. Soy uno de los agentes que te encontró a ti y a tus compis en la sierray no fue aasí como ocurrió los hechos. La idea de facilitar las coordenadas fue nuestra. La demarcación de actuación policial estaba fuera de zona y aun así fuimos a buscaros. Cuando OS encontramos estabais desamparados,perdidos y magullados. OS evacuamos de la mejor manera posible evitando zonas peligrosas pues uno de vosotros iba en chanclas y nunca tuvimos dudas de encontrar la salida pues íbamos preparados no como vosotros

  2. Soy una de las implicadas en el accidente, junto con mis otros dos compañeros.
    Está mal redactado favoreciendo a la policía y SEPRONA.
    Fui yo la que llamé al 112 y luego al 091. Y cuando por quinta vez se lo estaba explicando al agente le dije:
    – ¿Tenéis un número móvil?
    – ¿Pero chica qué te crees que te va a costar dinero la llamada? (…)
    – ¡¡¡No!!! ¡¡¡Es para mandarte mi ubicación por «GPS» vía ‘Whatsapp’.
    – Vale , sí, el número es: 6________.
    – ¡¡¡Qué no te enterás, me queda 5% de batería y a mi compañero igual!!!
    – O****, cuelga cuelga yo te hablo por ‘Whatsapp’.

    A la media hora aún no habían llegado, y diez minutos antes de esa conversación me dijeron que había dos coches patrulla en marcha.
    Me llamo SEPRONA, sin haber contactado previamente con ellos, y volvimos mi compañero y yo a mandar las posiciones para que triangularan. (Ambos con un nivel de batería del 2%).
    A las 23:30 nos encontraron. (Sin batería ni luz).
    En lugar de volver en línea recta por donde habían llegado fuimos por otro sitio. ¿Resultado?: Perdidos de nuevo con 4 agentes aproximadamente de cada cuerpo y a la hora llegamos a la carretera principal.
    Y en el centro médico nos dijeron que lo mejor que podíamos hacer era tomar una ducha.
    Pero estamos bien y al menos vivos.
    Fuimos a las 18:00 y yo me conozco aquello, pero al caer la noche en cuestión de 10 minutos empezaron los nervios. La culpa no la tenemos ninguno, son cosas que pasan. Encima esa noche había ‘Luna Nueva’.

Comments are closed.