Observatorio de publicidad.

Javier Collado

Dobuss

Observatorio de publicidad.
Observatorio de publicidad.

Redacción. El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha celebrado durante el primer trimestre del año, a través de su Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista, unas jornadas provinciales informativas para dar a conocer este observatorio y concienciar sobre la repercusión del lenguaje y la imagen publicitaria sobre los valores, estereotipos y roles que la sociedad adjudica a la mujer y al hombre. Las jornadas, dirigida fundamentalmente al alumnado y profesorado de educación secundaria, así como al asociacionismo, ha trabajado con las personas participantes en el conocimiento de las claves para desarrollar una actitud crítica con la publicidad sexista.

Según ha explicado la directora del IAM, Carmen Cuello, dicha actitud crítica «es clave, especialmente en la juventud, para detectar y transformar el sexismo presente en la sociedad», que es la base de la desigualdad y la violencia machista, y que se reproduce a través de los diferentes ámbitos sociales, «desde la publicidad hasta la industria del ocio y la cultura».

Carmen Cuello ha resaltado el papel del Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista como instrumento para “fomentar un nuevo discurso publicitario basado en valores igualitarios”. Para ello, el Observatorio recibe las quejas ciudadanas y realiza un seguimiento de los anuncios sexistas, al tiempo que remite a todas las empresas responsables de dichos anuncios un requerimiento para eliminar el tratamiento sexista en próximas campañas publicitarias. Junto a ello, remite un informe al Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), que impone la multa correspondiente cuando se trata de incumplimientos tipificados como infracciones sancionables en la legislación.

Durante las jornadas, el Observatorio ha dado a conocer, entre otros recursos, su Decálogo de pautas para reconocer el sexismo en la publicidad, que ha sido actualizado este año con el fin de simplificar y facilitar la tarea de identificación de los anuncios machistas, así como para delimitar con mayor claridad los puntos del decálogo con los que se podría sancionar a la empresa anunciante.

El decálogo ha sido actualizado para adaptarse a los indicadores de igualdad de género propuestos por la UNESCO, así como a la propia experiencia tanto del Observatorio como de las autoridades reguladoras que monitorizan los medios de comunicación. El nuevo Decálogo se compone de 10 puntos que evalúan los anuncios sexistas en función de la imagen estereotipada que transmiten de la mujer, o bien de la discriminación de género que fomentan. Los puntos que se consideran indicadores de una imagen estereotipada y negativa de la mujer son el 2, 3, 4, 5, 7 y 9. Por su parte, los puntos que señalan discriminación hacia la mujer son el 1, 6, 8, y 10, en cuyo caso el anuncio sería sancionable por parte del CAA, al incumplir la legislación española y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres de la ONU.