Jesús, Manantial de amor.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Jesús, Manantial de amor.
Jesús, Manantial de amor.

Redacción. El Alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, el director de la Casa de las Aguas, José Antonio Cerezo y Mercedes Orihuela, conservadora del Museo del Prado, han participado este viernes 17 de abril en la presentación de la obra “Jesús, manantial de amor”, obra de José Garnelo.

 

Este cuadro ha sido cedido en depósito al Museo Garnelo, por cinco años renovables, por el Museo del Prado tras la restauración que se hizo del mismo durante el año pasado, para que pueda ser contemplado en la pinacoteca montillana.

 

El Alcalde de Montilla ha agradecido al Museo del Prado la cesión de esta obra que permite incrementar los fondos del museo de José Garnelo, al tiempo que posibilita que los montillanos y visitante puedan disfrutar de esta obra de Garnelo de principios del siglo XX.

 

Garnelo pinta “Jesús, Manantial de Amor en 1901, una época de febril actividad artística y de madurez personal. Es desde hace varios años un pintor consagrado, ganador de Primeras Medallas y Premios, acaba de ser nombrado en 1900, catedrático de “Dibujo del antiguo y ropaje” en la Escuela de San Fernando, en Madrid, la meta de cualquier artista que aspira, también, a ser acreditado profesor y teórico de arte. Garnelo presentó su obra a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1901, donde concurrían figuras de la talla de Sorolla, Beruete, Meifrén, García Ramos, Romero de Torres y un joven de apenas 20 años, Pablo Ruiz Picasso, alumno de Garnelo en Barcelona, que presentó una “Mujer en azul”, por la que mereció una discreta “Mención honorífica”. “Jesús, manantial de amor”, obtuvo “consideración y honores de Primera Medalla”, posteriormente, en 1915, Primera Medalla efectiva. Desde entonces el cuadro pasó a formar parte del Museo de Arte Moderno (el actual Museo del  Prado) y fue destinado a la Embajada de España en Lisboa, donde permaneció durante largos años, para terminar su periplo en la Sociedade Espanhola de Beneficencia, desde donde fue trasladado a Madrid, a comienzos del pasado año. El lienzo, que había sufrido de los avatares del tiempo y los traslados ha sido restaurado en los talleres del Museo del Prado hasta presentar el magnífico aspecto que podremos contemplar a partir del 17 de marzo de 2015.

 

Este cuadro, de grandes dimensiones (190 x 300 cm), representa un  giro en la obra de Garnelo: el de la pintura simbolista, que recoge, a su vez, la tendencia idealista que ya había coexistido con los  prerrafaelitas ingleses y los “romanos alemanes” en la segunda mitad del siglo XIX. La sobrevaloración del contenido literario, el respeto virginal de la Naturaleza, la nostalgia del pasado en busca de un ideal espiritual, son elementos que aparecen en la obra de Garnelo y que este toma del ideario prerrafaelita, patente  asimismo en otros lienzos (“San Francisco de Asís velado por un ángel”, 1901. Museo de Bellas Artes de Valencia; “Milagro de Santa Casilda”, 1917, Museo Garnelo. Montilla).

 

“Jesús, manantial de amor” representa a Jesús como fuente de ternura y de amor, que vivifica todos los afectos y todas las fuerzas reunidas de la vida humana. La magnífica interpretación de la luz alba que emana de la figura del Cristo –principal punto de fuga y foco lumínico del cuadro- se alía con la luz natural en la inmensidad espacial proyectada en la composición. Junto a estos recursos plásticos, la aplicación de una gama cromática especialmente tenue consigue envolver la escena en un significativo simbolismo místico.

 

“Jesús, manantial de amor”, propiedad del Museo del Prado, es la primera obra de Garnelo que, procedente de esta ilustre institución, exhibiremos en su museo montillano. En los talleres de restauración del Museo del Prado se encuentra ya el lienzo “La muerte de Lucano” (1887), también depositado en el Museo Garnelo, a donde regresará tras su restauración, estimada en el plazo de un año.

 

La solicitud de estas dos obras para el museo montillano parte de Fidel Romero López y Manuel Cabello de Alba Moyano, ambos miembros del Consejo de Dirección del museo, a comienzos del año 2000, encontrando eco en los sucesivos alcaldes-presidentes del Museo Garnelo, Antonio Carpio Quintero, Rosa Lucía Polonio Contreras y Federico Cabello de Alba Hernández, que han contribuido, decisivamente, a la consecución del proyecto.

Descripción técnica. Titulado “Jesús, manantial de amor”, es un cuadro de 1901 elaborado en óleo sobre lienzo. Medidas: 190 x 300 cm. Recibió la consideración de Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1901 y Primera Medalla efectiva en 1915.

Es propiedad del Museo Nacional del Prado (P-6987), cedido en depósito al Museo Garnelo por cinco años renovables. Restaurado en los talleres del Museo Nacional del Prado en 2014.