Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

mano
los asistentes a las jornadas escucharán la ponencia ‘La primera sesión informativa presencial, momento clave para difundir la mediación’, a cargo del experto en Mediación Familiar, Francisco José Castillo.

Redacción. Más de 500 personas asisten a las I Jornadas de Mediación Familiar que la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales organiza con el objetivo de divulgar y dar a conocer este servicio que ayuda a resolver conflictos familiares. La Junta de Andalucía impulsó en el año 2013, una red de profesionales para acercar la mediación familiar a la ciudadanía y facilitar el acceso a este servicio.

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Isabel Baena, ha explicado hoy el funcionamiento del nuevo Registro de Mediación Familiar de Andalucía, del que forman parte hasta el momento 167 profesionales cordobeses especializados en este ámbito. Las Jornadas cuentan con la colaboración de los colegios profesionales de Trabajadores Sociales, Abogados, Educadores Sociales y Psicólogos, así como con entidades como la Fundación Pública mediara o asociaciones como Medialogrando, Ayumen, Pacificación de Conflictos, Concertando, Promediando, Intermedia o Amefa y Mami Wata, formando todas ellas el grupo de trabajo Córdoba Mediando.

Estos profesionales son, desde el pasado año, los encargados de prestar a la ciudadanía cordobesa este mecanismo alternativo de resolución de conflictos familiares bajo la coordinación de la delegación territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. Con la creación de esta red, según la delegada territorial “se mejora notablemente este servicio ya que hasta ahora si una persona quería acudir a la mediación familiar debía desplazarse a la ciudad de Córdoba, mientras que actualmente ya se puede acceder a servicios de mediación en otros 19 municipios de la provincia”.

Las Jornadas que se celebran en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba están dirigidas especialmente a profesionales del ámbito social, familiar, educativo y sanitario (trabajadores sociales comunitarios, los profesionales que componen los Equipos de Tratamiento Familiar, personal de los distritos sanitarios, entre otros) ya que estos profesionales están en contacto directo con personas susceptibles de beneficiarse de este servicio que es gratuito para ciudadanos que se encuentran en situaciones de especial vulnerabilidad.

Baena ha destacado además que la mediación familiar como vía de resolución de conflictos puede “suponer un considerable ahorro de tiempo y desgaste personal de los miembros de la unidad familiar, especialmente en los menores”. Asimismo, la mediación supone una mayor calidad y satisfacción para las partes en conflicto implicadas en el proceso.

El listado de los profesionales que prestan este servicio se puede consultar en la página web de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales (www.juntadeandalucia.es/salud) y ofrece garantías a la mediación en cuanto a la cualificación de los profesionales, ya que la formación específica es requisito indispensable para su inscripción en el sistema de turnos del Registro de Mediadores Familiares de la Junta de Andalucía. Los mediadores interesados en inscribirse deberán estar en posesión de un título oficial universitario, título de Licenciatura, Diplomatura, Grado, o de Formación Pro-fesional Superior y acreditar una formación específica universitaria de 300 horas.

Asimismo podrán estar inscritas sin acceder al sistema de turnos los profesionales que además de la titulación (título oficial universitario, Título de Licenciatura, Diplomatura, Grado o de Formación Profesional Superior) tengan una formación específica de carácter educativo, social, psicológico y jurídico que puede ser no universitaria de al menos 100 horas.