Especialistas en veneno de avispas y abejas.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Especialistas en veneno de avispas y abejas.
Especialistas en veneno de avispas y abejas.

Redacción. El Hospital Universitario Reina Sofía ha formado en las dos últimas décadas a cerca de 500 especialistas de todo el país en el manejo de los pacientes que sufren alergia al veneno de himenópteros (avispas y abejas). Todos ellos han profundizado en el conocimiento de este tipo de insectos y sus utilidades clínicas, así como en la administración de las vacunas para contrarrestar los efectos de las picaduras.

La Unidad de Inmunoterapia del Servicio de Alergia del complejo sanitario, bajo la dirección de Carmen Moreno, organiza hoy y mañana el curso que cada año permite instruir a alergólogos y residentes de la especialidad, que se ha convertido en todo un referente a nivel nacional en la atención de las personas con este tipo de alergia. Este encuentro alcanza este año su decimoséptima edición y a él asisten 17 profesionales de diferentes hospitales españoles.

El curso se desarrolla habitualmente en la primavera e incluye formación teórica y también práctica. Concretamente, la teoría y el test de repicadura (para comprobar la eficacia de la inmunoterapia) se realizan en las instalaciones del hospital y para el manejo de los insectos los alumnos se desplazan hasta el Centro Andaluz de Apicultura, dependiente de la Universidad de Córdoba y ubicado en el Campus de Rabanales.

Novedad. Los alergólogos del Hospital Reina Sofía han identificado recientemente un biomarcador que va a permitir ofrecer una vacunación más específica y eficaz a paciente de difícil manejo, fundamentalmente apicultores que sufren importantes reacciones adversas ante las picaduras de estos insectos y cuyo tratamiento se vuelve complicado. Se trata, más concretamente, del anticuerpo que tienen algunos de los pacientes con este perfil frente a una proteína minoritaria presente en el veneno de abeja (Api m4).

Así, la identificación precoz de esta proteína va a posibilitar un manejo más correcto de la enfermedad, al permitir seleccionar el extracto más eficaz y administrarlo en las condiciones adecuadas para evitar la aparición de reacciones adversas graves que suele sufrir este subgrupo de pacientes. Este hallazgo es fruto del trabajo de investigación compartido entre especialistas del hospital cordobés y de otros centros. La revista americana ‘Annals of Allergy, Asthma and Immunology’, una de las principales de la especialidad, ha publicado reciente un estudio sobre esta cuestión.

Centro de referencia. La Unidad de Inmunoterapia del hospital cordobés es centro de referencia de Andalucía para el test de repicadura de insectos himenópteros. Además, la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica reconoció el pasado año la excelencia de esta unidad por sus resultados con los tratamientos (vacunas) frente a las reacciones alérgicas al veneno de avispas y abejas. Reconocimientos como éstos permiten dar proyección internacional en el ámbito asistencial y docente al trabajo que en este terreno llevan a cabo los alergólogos cordobeses.

Los alergólogos del centro cordobés, que cuentan con una amplia experineica en el manejo de estos pacientes, han diagnosticado y tratado en la última década a más 600 pacientes con alergia a himenópteros. La vacuna que reciben estos alérgicos tiene una fase de iniciación acelerada, es decir, se administran seis dosis al principio (cuatro en la primera visita y dos en la siguiente) repartidas en una semana y media. De esta forma, los pacientes quedan protegidos transitoriamente y a partir de este momento prosiguen un tratamiento que se suele prolongar una media de cinco años.

La hipersensibilidad al veneno de himenópteros es un problema clínico relevante, no tanto por la frecuencia de presentación como por la potencial gravedad de las reacciones que puede producir (urticarias, vómitos, diarrea, crisis de asma, bajadas de tensión e incluso la muerte).