Foto de la reunión.

Javier Collado

Dobuss

Foto de la reunión.
Foto de la reunión.

Redacción. La capital cordobesa persigue ser Destino Turístico Inteligente y con este objetivo el presidente de Segitur, Antonio López de Ávila, se ha reunido con el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Navas, para explicarles qué supone la conversión de Córdoba en Destino Turístico Inteligente, una iniciativa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo enmarcada dentro del Plan Nacional e Integral de Turismo (PNIT) 2012-2015.

Tras la reunión, ambas instituciones han acordado elaborar un convenio de colaboración en el que se marcarán las pautas de trabajo para el desarrollo de Córdoba como Destino Turístico Inteligente.

Destino Turístico Inteligente. Un destino turístico inteligente es un destino innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino, a la vez que mejora la calidad de vida del residente.

El presidente de Segitur ha explicado que la consecuencia de la reconversión en destino turístico inteligente es la estimulación y el incremento de la competitividad a través de la capacidad innovadora, que repercute en una mejora de la percepción del destino, generando márgenes superiores de la calidad de vida de los residentes.

La intención de convertirse en un DTI supone el establecimiento de una estrategia de revalorización del destino que permita aumentar su competitividad, mediante un mejor aprovechamiento de sus atractivos naturales y culturales, la creación de otros recursos innovadores, la mejora en la eficiencia de los procesos de producción y distribución que finalmente impulse el desarrollo sostenible y facilite la interacción del visitante con el destino.

Actualmente, Villajoyosa, Castelldefels, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Marbella y Lloret de Mar ya están trabajando para convertirse en Destinos Turísticos Inteligentes dentro del proyecto piloto, en el que participan doce destinos de toda España.