Imagen del Ángel X. - Granollers de la 1ª vuelta

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imagen del Ángel X. - Granollers de la 1ª vuelta
Imagen del Ángel X. – Granollers de la 1ª vuelta
Redacción. El Ángel Ximénez tratará de prolongar su racha en la Liga ASOBAL durante la complicada visita a Granollers esta tarde a partir de las 17h. Uno de los históricos del balonmano nacional y, hoy por hoy, equipo que aspira a ser subcampeón de liga, tres puntos le separan del Naturhouse

El equipo de Puente Genil, instalado en la séptima posición de la clasificación tras haberse convertido en la revelación de la segunda fase, toma las maletas y se desplaza el sábado al Palau d’Esports de Granollers, donde aguarda a las 17.00 horas el Fraikin del almeriense Álvaro Ruiz, tercero en la tabla.

Mientras que el Ángel Ximénez firma un balance de seis triunfos, un empate y una derrota en los últimos ocho partidos, el BM Granollers se presenta en la cita entre algunas dudas después de dejar escapar dos de los últimos seis puntos que se pusieron en juego.

En el choque de ida, los catalanes pasaron muchos apuros para vencer al conjunto dirigido por Fernando Barbeito, que acabó cediendo el partido en el tramo final por un apretado 25-26 (9-12 en el descanso).

Sería atrevido dar nombres claves de este Granollers, pero sin duda alguna hay que estar muy atentos a jugadores como, Álvaro Ruiz, Del Arco, Solé o los brasileños, Valadao y Toledo.

Por su parte el equipo pontanés llega a este partido en su mejor momento de juego y resultados, de ahí que el conjunto pontano no descarte dar la sorpresa, aunque es consciente que será complicado. Hay que recordar que en el partido de ida los catalanes ganaron en Puente Genil, 25-26, con un gol en los últimos treinta segundos.

Fernando Barbeito, sabe lo complicado que será este partido, durante toda la semana ha entrenado con todos los jugadores preparando este choque, y salvo novedad de última hora, podrá contar con toda la plantilla.

Por último, decir que el lunes volverá a entrenar para preparar el partido de vuelta de los Cuartos de Final de la Copa del Rey, miércoles santo, donde los pontanenses podrían hacer historia.