Francisco Javier Navarro y Maria Rosario Montes, pediatras del centro de atención primaria Lucano recogen la acreditación durante la celebración de las Jornadas IHAN-UNICEF que tuvieron lugar en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en Madrid.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Francisco Javier Navarro y Maria Rosario Montes,  pediatras del centro de atención primaria Lucano recogen la acreditación durante la celebración de las Jornadas IHAN-UNICEF que tuvieron lugar en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en Madrid.
Francisco Javier Navarro y Maria Rosario Montes, pediatras del centro de atención primaria Lucano recogen la acreditación durante la celebración de las Jornadas IHAN-UNICEF que tuvieron lugar en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en Madrid.

Redacción. El centro de salud Lucano ha finalizado la fase 2D del proceso de acreditación del IHAN (Iniciativa para la humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia) fruto del trabajo de sus profesionales en la promoción de la lactancia materna entre sus pacientes por los grandes beneficios para la salud de los lactantes y madres.

En el ámbito nacional solo existen seis centros acreditados en este nivel (fase 2D), siendo uno de los primeros centros que la supera en Andalucía de los 17 que están incluidos en este proyecto internacional. Los objetivos de la IHAN son, entre otros, permitir a las madres una elección informada de cómo alimentar a sus recién nacidos; apoyar el inicio precoz de la lactancia materna y promover la lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses.

El reconocimiento al centro de salud fue recogido por Francisco Javier Navarro Quesada y Maria Rosario Montes Montes, pediatras de este centro de atención primaria durante la celebración de las Jornadas IHAN-UNICEF que tuvieron lugar recientemente en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en Madrid.  Con esta distinción se destaca al Centro Lucano como referencia en la provincia de Córdoba en el asesoramiento a grupos de lactancia, por el apoyo de políticas pro lactancia y respeto a la crianza y por el reflejo de este trabajo en redes sociales.

Los requisitos para obtener el galardón IHAN se resumen en siete pasos, basados en pruebas científicas y aprobadas como estándares de práctica clínica. Se requiere además que las prácticas del centro de salud sean consecuentes con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna y que el Centro de Salud demuestre una mejora en sus cifras de lactancia tras la implantación de la estrategia.

Acreditación en cuatro fases. El proceso de acreditación se organiza en cuatro fases denominadas habitualmente con las Cuatro D’: Descubrimiento, Desarrollo, Difusión y Designación. La fase de Desarrollo de la iniciativa (denominada 2D) que se acaba de acreditar contempla la realización de actividades como elaborar un documento escrito con los objetivos, principios y estándares mínimos aplicables en la atención a gestantes, madres lactantes y sus hijos, y se confecciona un plan formativo para profesionales además del proyecto educativo dirigido a las gestantes que incluye talleres de lactancia materna.

Previamente en 2014 se reconoció al Centro de Salud Lucano el cumplimiento con los requisitos para la acreditación de la Fase ID del Programa IHAN. En esta primera fase, se realizó una evaluación de indicadores del centro y se estableció el compromiso de los profesionales con el proyecto a través de la constitución de una Comisión con representación de todas las categorías profesionales y de las madres y con el respaldo de la Dirección-Gerencia del Distrito Córdoba Guadalquivir.

Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN). La Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN) ha sido lanzada por la OMS y UNICEF para animar a los hospitales, servicios de salud y, en particular, las salas de maternidad, a adoptar las prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento.

El convertirse en centro IHAN es un proceso que comienza con una auto-evaluación en la que se analizan las prácticas que promueven o impiden la lactancia materna, y luego a la acción para llevar a cabo los cambios necesarios. Este proceso, por lo tanto, sigue la secuencia Triple-A (Apreciación, Análisis, Acción) que caracteriza el desarrollo de los programas de UNICEF.

Para que un centro de salud se convierta en IHAN debe seguir una serie de pasos como disponer de una normativa escrita relativa a la lactancia natural conocida por todo el personal del centro; capacitar a todo el personal para llevar a cabo esa política; informar a las embarazadas y a sus familias sobre el amamantamiento y cómo llevarlo a cabo; ayudar a las madres al inicio de la lactancia y asegurarse de que son atendidas en las primeras 72 horas tras el alta hospitalaria; ofrecer apoyo a la madre que amamanta para mantener la lactancia materna exclusiva durante 6 meses, y a continuarla junto con la alimentación complementaria posteriormente; proporcionar una atmósfera receptiva y de acogida a las madres y familias de los lactantes y, fomentar la colaboración entre los profesionales de la salud y la Comunidad a través de los talleres de lactancia y grupos de apoyo locales.