Mesa de trabajo de Future of Past.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Mesa de trabajo de Future of Past.
Mesa de trabajo de Future of our Past.

Redacción. La Diputación de Córdoba, a través del Consorcio Provincial de Desarrollo Económico, está impulsando la elaboración de un plan estratégico de desarrollo de un turismo sostenible en el casco histórico de la ciudad de Córdoba, en el marco del proyecto europeo denominado ‘Future of our Past’ (FOP) acogido a la iniciativa comunitaria de cooperación transfronteriza en el Mediterráneo, cuyo objetivo es la puesta en valor de los centros históricos como  modelo alternativo de desarrollo turístico en ciudades ubicadas en la cuenca del Mediterráneo.

El Palacio de la Merced ha acogido durante esta semana una serie de mesas de trabajo en las que han participado más de 45 entidades, asociaciones y empresas procedentes de los ámbitos público y privado y relacionadas de manera directa o indirecta con el turismo y el  casco histórico para analizar la realidad del mismo y, sobre todo, para plantear aquellas intervenciones que serían necesarias para potenciar el turismo sostenible en el casco histórico de nuestra ciudad y que serán la base del plan estratégico.

El presidente del Consorcio Provincial de Desarrollo Económico, Salvador Fuentes, ha mostrado su satisfacción por la implicación de las empresas y entidades cordobesas y ha explicado que “en España es Córdoba la que participa en este proyecto, pero forman parte también ciudades de Túnez, Malta, Italia, Autoridad Palestina, Túnez, Líbano y Egipto. Todo lo que sea invertir en la promoción del turismo va a ser positivo para el desarrollo de nuestra provincia”.

El proyecto FOP, enmarcado en el programa ENPI CBC Cuenca del Mediterráneo, además de promocionar un modelo alternativo de desarrollo turístico en los centros históricos de las ciudades que rodean el Mediterráneo, basándose en la involucración de la comunidad local, el respeto por las señas de identidad de cada lugar y la reducción del impacto ambiental, permitirá crear una red mediterránea de centros históricos. Las ciudades que forman parte del mismo son Alejandría, La Valeta, Belén, Beirut, Monastir, Furore, Scala y Tramonti, que, al igual que Córdoba, son ciudades Patrimonio Humanidad.