Susana Córdoba durante la inauguración del FCAT.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Susana Córdoba durante la inauguración del FCAT.
Susana Córdoba durante la inauguración del FCAT.

Redacción. El Teatro Góngora de Córdoba ha acogido la noche del sábado 21 de marzo la gala inaugural del 12º Festival de Cine Africano de Córdoba, en un acto en el que el público ha tenido un especial protagonismo.

La actriz Susana Córdoba ha sido la encargada de presentar el acto. Ha comenzado su discurso con un llamamiento al espectador, recordando que las 60 películas que conforman la programación de este año han viajado a Córdoba en busca de nuevos públicos: “Son 60 mensajes metidos en 60 botellas que llegan hoy a nuestra ciudad y que -seguro- no nos dejarán indiferentes”.

La directora del festival, Mane Cisneros, ha querido iniciar su intervención en la gala realzando el importante papel de la cultura como “principal enemigo de los extremismos de cualquier signo”, recordando que las manifestaciones culturales son las mejores “armas para combatir este azote a la libertad, el bien más preciado de cualquier persona”. Ha señalado además que “no existe un aquí y un allí”, sino que “Escucharles es comprendernos a nosotros mismos. Comprender que estamos en el mismo bando. Por la cultura, contra la ignorancia”. Asimismo, la directora del festival ha defendido la importancia de la cultura más allá de los beneficios económicos.

Tras la intervención de Mane Cisneros, Susana Córdoba ha retomado la palabra haciendo un recorrido por los hitos más importantes que darán forma a esta edición del festival. Entre ellos, ha querido destacar una de las actividades paralelas, el taller de danza africana contemporánea, cuya responsable, Aïda Colmenero, ha realizado una performance durante la inauguración que forma parte de su proyecto de vídeodanza sobre la identidad de las mujeres africanas “She Poems”.

Susana Córdoba ha continuado agradeciendo el apoyo de patrocinadores y colaboradores, sin cuya ayuda el festival no sería posible. Es el caso del Ayuntamiento de Córdoba, Cooperación Española, el Instituto Halal, la Junta de Andalucía o Casa Árabe, entre otros.

A estos colaboradores se ha sumado este año el Chaabi Bank, que ha patrocinado el subtitulado de la película inaugural Adiós Carmen y la presencia de su director en el festival. El representante del Chaabi Bank en España, Bilal Ben Janan, ha sido el encargado de anunciar esta nueva colaboración “que esperamos que dure muchos años”, según ha señalado Susana Córdoba al presentarlo.

Antes de comenzar la proyección de Adiós Carmen, su director  Mohamed Amin Benamraoui, ha presentado al público la película. A él se le ha unido en el escenario el cantaor Fosforito, cuya voz acompaña a la nostalgia de los protagonistas de Adiós Carmen, exiliados españoles durante los últimos años de la dictadura franquista.

La elección de esta cinta para la inauguración de un festival que pretende tender puentes entre España y el continente africano no es casual: la protagonista de Adiós Carmen es una joven española exiliada en un pequeño pueblo al norte de Marruecos. Carmen, interpretada por Paulina Gálvez, trabaja en la taquilla de un cine donde conocerá a Amar, un niño de diez años con el que entablará una amistad especial. De esta forma, el Festival de Cine Africano de Córdoba ha comenzado su 12ª edición recordando la amplia memoria histórica compartida entre España y Marruecos.

Festivales que dan voz a África. Durante el acto, la organización del FCAT Córdoba no ha querido olvidarse de aquellos que ya no están, pues el pasado año nos dejaron algunas figuras muy importantes para la producción y la difusión de los cines de África.

Concretamente, el festival ha querido rendir un homenaje en la gala a un amigo y compañero en la tarea de dar visibilidad a los cines africanos: el codirector del Festival de Cine Africano de Lovaina (Bélgica) Guido Huysmans, que falleció prematuramente este año. Se  ha querido así recordar la gran labor y dedicación de los agentes culturales que, como los organizadores del FCAT Córdoba, luchan cada día por dar voz a los creadores africanos.