Marina Heredia.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Marina Heredia.
Marina Heredia.

Redacción. Tierra a la vista es el título del espectáculo que Marina Heredia presenta mañana viernes 20 de marzo en el Gran Teatro del Córdoba a las 20:30 horas, una coproducción del Festival de la Guitarra de Córdoba y el  Festival Internacional de Música y Danza de Granada, donde se estrenó,  en la que la artista “cambia de piel”, asegura, y pasa de ser cantaora a cantante de música latina. Será una propuesta en lal que las tradiciones, las músicas y las culturas flamencas y latinas se fundirán en un repertorio transoceánico, “porque los océanos no separan, sólo son una distancia…”.

La artista granadina viaja desde España hasta América del Sur para explorar la canción popular latinoamericana y descubrir sus conexiones con el cante. Así, el repertorio incluye una primera parte donde el flamenco se erige en único protagonista: alegrías, soleá, cantes, por seguiriyas, cantes libres y tangos sonarán en la voz de esta “cantaora magna” que, añade la crítica,”trae con ella la esencia del cante”. Lllega el momento después para la música de allende el océano, tangos, boleros, salsa… de canciones como Garganta con arena, Uno, fallaste corazón, Lamento boricano, Tortura, o la chacarera Para cantar he nacido. Y para terminar, cantes de ida y vuelta, como la guajira, además de petenera, cuplé por bulería y rumba.

A la producción -estrenada el pasado 1 de julio de 2014 en el 63 Festival Internacional de Música y Danza de Granada- se han sumado creadores e intérpretes de máxima solvencia, como Joan Albert Amargós (piano) o el guitarrista José Quevedo “El Bola”, con una puesta en escena de Hansel Cereza que a través de una serie de elementos ayudará al público a ir de un sitio a otro y viajar con Marina a Ambos lados del Atlántico. El elenco musical se completa con Alexis Lefevre (violín), Yelsy Heredia (contrabajo), Julián Sánchez (trompeta), El Piraña (percusión), Jara Heredia y Anabel Rivera (palmas y coros).

La artista granadina confiesa que con Tierra a la vista se sale mucha de su registro. “Me convierto -explica- de alguna forma en una cantante de música latina, no cantaora, sino cantante” y confiesa que, al margen del flamenco, ha escuchado ese otro tipo de música toda la vida. “La tengo muy interiorizada -destaca-, pero vocalmente es muy exigente, tiene mucha tonalidad, con una tesitura muy variada y la voz no se rompe como con el flamenco”.