Break in the desk.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Break in the desk.
Break in the desk.

Redacción. Poner en contacto a creativos de las industrias culturales (ICC) con el sector empresarial tradicional para que este avance hacia la innovación es el objetivo fundamental del proyecto Break in the desk, una iniciativa en la que participan siete países europeos y que en el caso de España impulsa el Consorcio Provincial de Desarrollo Económico de la Diputación de Córdoba.

El vicepresidente primero de la Diputación de Córdoba y presidente del Consorcio Provincial de Desarrollo Económico, Salvador Fuentes, ha sido el encargado de desgranar este programa “que habla de artistas y creativos, empresas y pymes y administraciones públicas; se trata de poner en valor el área de negocio en la cultura, llamando la atención al mundo de la empresa sobre la importancia de los creadores, que puede hacer que el producto valga más y se pueda vender mejor”.

“Echamos en falta que la creatividad se aplique y que no se desperdicie el talento. Estamos poniendo en contacto y comunicación a las empresas con creativos para aprovechar sus posibilidades y favorecer que la empresa crezca”, ha matizado Fuentes.

Por su parte, Juan Miguel Moreno Calderón, concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Córdoba, ha insistido en que “la creatividad es la nueva economía, este valor añadido es fundamental porque genera empleo de calidad, es un elemento de innovación muy importante y, además, es un elemento de identidad de las ciudades”.

“Córdoba necesita una seña de identidad que no sólo se fije en el elemento patrimonial”, ha subrayado Moreno Calderón. En este sentido, ha proseguido, “podemos aspirar a ser una ciudad creativa porque la creatividad genera empleo de más calidad y más calidad de vida”.

Finalmente, María del Mar Jiménez, técnico del Consorcio y coordinadora del proyecto, ha explicado que la idea es “fomentar la formación sobre emprendimiento en las Industrias Creativas y Culturales (ICC) así como su capacitación para realizar intervenciones creativas en empresas tradicionales y administraciones públicas”.

“Se trata de que estas puedan innovar y consolidar la formación de equipos, la comunicación interna y la externa, así como mejorar la eficiencia de acciones públicas y fortalecer el diálogo con las comunidades”, ha destacado.

Fases del programa ‘Break in the desk’. Break in the desk consta de cuatro fases. Una primera de investigación y análisis de las necesidades de formación existentes a través de una encuesta a 100 creativos, 20 pymes y 5 formadores de emprendimiento. Para ello se contará con la colaboración del CADE Proyecto Lunar y de la empresa que gestiona la webwww.creativosencordoba.com. Además, se realizará un estudio de buenas prácticas en la formación de profesionales de ICC. La fase de detección de necesidades formativas se realizará en los siete países participantes.

La segunda etapa del proceso contempla el desarrollo de un paquete formativo para los profesionales de las ICC y la puesta en marcha de una plataforma que sirva de espacio de encuentro y comunicación para los destinatarios del proyecto. Además de la formación on line, unos 3 creativos de cada país participarán en la ciudad de Pecs (Hungría) en una acción de movilidad en la que, durante una semana, intercambiarán conocimientos.

El tercer paso será la realización de una experiencia piloto en las ciudades socias de Córdoba y Roma. Se seleccionará una pyme cordobesa para desarrollar una intervención creativa. Por otro lado, en Roma se realizará otra intervención creativa con el Ayuntamiento de la ciudad (Comune di Roma).

La cuarta fase comprende la organización de eventos para invitar a las comunidades locales a interactuar con los socios del proyecto y para promover la difusión de resultados. Por último, el Consorcio Provincial de Desarrollo Económico coordinará la realización de un manual en el que se reflejarán las experiencias y recomendaciones resultantes del proyecto.