La exposición tuvo una gran acogida en su inauguración.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La exposición tuvo una gran acogida en su inauguración.
La exposición tuvo una gran acogida en su inauguración.

Redacción. La galería de presidencia del Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba, acoge la exposición ‘Del grafito a la veladura’, una muestra que recoge los trabajos de los alumnos del pintor José Luis Muñoz.

El vicepresidente tercero de la Diputación de Córdoba y delegado de Presidencia, Gobierno Interior y Protección Civil, Manuel Gutiérrez, ha destacado las palabras escritas por el vicepresidente primero de la institución provincial, Salvador Fuentes, en el prólogo del catálogo sobre la exposición, donde destaca del pintor que “la disciplina, la entrega y el afán por transmitir sentimientos son valores que inculca a sus alumnos para que vayan en la búsqueda de nuevas formas de expresión”.

En este sentido, Gutiérrez ha insistido en que “esta obra no deja impasible a nadie, permite viajar en el tiempo, descubrir cosas nuevas y nuevos mundos; a nadie le pasa desapercibida cualquiera de sus obras o de sus alumnos, que son su continuidad”.

Por su parte, el artista ha apuntado que “una de mis máximas es pringarme, mojarme con los alumnos, mancharme, enseñarles la mejor forma que sé de hacer las cosas, cómo se puede manejar la materia, porque creo que es lo que se debe de hacer para ayudarles a forjar su personalidad y desarrollar sus capacidades”.

José Luis Muñoz nace en Córdoba y estudia Bellas Artes por la Universidad de Sevilla en 1993. Se dedica plenamente a la creación plástica, fundamentalmente pintura y grabado y sus mayores influencias son el simbolismo y la pintura del renacimiento. No obstante,  tanto estética como conceptualmente, las  fusiona con el cómic y el cine. En las composiciones busca una actualización de símbolos universales de la mitología o literatura clásicas desde una visión contemporánea.