La campaña se centra en fomentar el uso de medios alternativos al coche.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Agente comprueba el uso del cinturón.
Agente comprueba el uso del cinturón.

Redacción. Este domingo 15 de marzo finalizó la campaña de vigilancia del uso de los sistemas de retención en vehículos y control del uso del cinturón de seguridad que la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha del 9 al 15 de marzo por las carreteras cordobesas.

Durante este periodo, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado en las carreteras de la provincia un total de 9.019 vehículos, en los que viajaban, además de los conductores, 4.227 pasajeros de los que 3.608 eran adultos y 619 menores de 12 años. De la totalidad de los conductores, 8.972 hacían uso del cinturón de seguridad, lo que supone más del 99,5% de cumplimiento de la normativa, cifra idéntica a la registrada en la anterior campaña de vigilancia llevada a cabo en marzo de 2014. Entre los pasajeros adultos, 3.570 cumplían con su obligación, alcanzado una cuota de uso del 98,9%, frente al 99,7% del año pasado. Por su parte, entre los pasajeros menores de 12 años, 615 hacían uso de un dispositivo de retención ajustado a su estatura, lo que supone el 99,3% del total de menores, 99,7% en marzo de 2014.

El jefe provincial de Tráfico, José Antonio Ríos Rosas, destaca “el mantenimiento del alto porcentaje de adhesión a la utilización del cinturón y sistemas de retención infantil que sigue situándose prácticamente en el 100% de usuarios” y recuerda que “no debemos olvidar que una vez producido el accidente son los sistemas de seguridad pasiva los que juegan un papel decisivo y llevar el cinturón de seguridad supone incrementar exponencialmente nuestra seguridad frente al número y gravedad de las lesiones”. Ríos Rosas mantiene que “su uso supone disminuir a la mitad el riesgo de muerte”. Durante 2014 más del 18% de fallecidos en turismo no hacía uso del cinturón de seguridad. “Es muy probable que más de la mitad se hubieran salvado si todos lo hubieran llevado puesto” concluye.

Esta campaña ha tenido como objetivo que, tanto el conductor como los pasajeros, lleven correctamente abrochado el cinturón de seguridad y que los menores cuenten con los sistemas de retención adecuados a su peso, estatura y edad. Además, los agentes de este Subsector de Tráfico han tratado de informar a aquellas personas que todavía no hacen uso de dicho dispositivo de la necesidad de convertirlo en un hábito en el momento en el que se suben al vehículo.

Comments are closed.