coche guardia civil
La Guardia Civil en labores de vigilancia.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

coche guardia civil
Vehículo de la Guardia Civil.

Redacción. La Guardia Civil ha detenido en Santaella a dos vecinos de la localidad y ha imputado a otro, como supuestos autores del hurto de tallos fructíferos de olivos en producción.

La Guardia Civil observó el pasado día 4 de febrero, durante un servicio de prevención de robos y hurtos en explotaciones agrícolas y ganaderas desarrollado por una zona de olivar, ubicada en el término municipal de Santaella, a dos personas de nacionalidad rumana, cortando tallos de olivo, en una finca de olivar de la variedad arbequino, sin permiso del propietario de la misma.

La inspección practicada en la finca, permitió comprobar que habían resultado dañados por el corte indiscriminado de tallos 440 olivos y que los mismos habían sido cargados en el vehículo que utilizaban los dos sospechosos.

Las primeras investigaciones permitieron saber que los sospechosos trabajaban en un vivero de la localidad y que ambos contaban con antecedentes por la comisión de hechos similares. Durante el desarrollo de la investigación, se pudo saber que en fechas posteriores habían resultado dañados otros 280 olivos propiedad del denunciante, de los cuales habían sido sustraídos los tallos cortados.
En la inspección practicada en el vivero, se pudieron localizar numerosos tallos de olivo de la misma variedad que los que habían sido sustraídos en el olivar del denunciante, que el propietario del vivero no pudo acreditar su legítima propiedad.

Ante ello, y tras obtener indicios suficientes de la participación en los hechos, de los tres sospechosos, se procedió a su detención como supuestos autores de los delitos de daños y hurto.

Los daños calculados por la pérdida de la cosecha del próximo año, trabajos de subsanación de los daños que requieren volver a cortar las ramas que fueron mal cortadas en estos olivos y la prevención de enfermedades ascienden hasta 3.669 euros entre los 720 olivos dañados.

Detenidos y diligencias instruidas han sido puestos ha disposición de la Autoridad Judicial.