Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. El delegado de Cultura de la Diputación de Córdoba, Antonio Pineda, ha presentado este jueves 12 de marzo el concierto oratorio ‘The Passion of the Christ’, banda sonora de la película dirigida por Mel Gibson, del compositor John Debney. Tendrá lugar el próximo 21 de marzo a las 19.00 horas en la Mezquita Catedral de Córdoba, y estará interpretada por la Orquesta de Córdoba y el Coro Ziryab.

Pineda ha destacado que “éste es el primero de una serie de conciertos que tendrán lugar a lo largo del año, en el marco del proyecto Córdoba, provincia de cine, con el objetivo de dar una proyección al Festival Internacional de Música de Cine más allá del mes de julio, fecha en la que se celebra”.

“Seguimos dando pasos, pequeños pero firmes, a la hora de afianzar a Córdoba como esa provincia con una sobrada calidad artística como para poder estar en colaboración constante con el mundo del cine”, ha apuntado el diputado.

Momento de la presentación.
Momento de la presentación.

Por su parte, el concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Córdoba y presidente del Consorcio Orquesta Ciudad de Córdoba, Juan Miguel Moreno Calderón ha alabado esta iniciativa, “que se va a desarrollar en un entorno incomparable, como es la Mezquita Catedral y que es interesante para un público general”.

Asimismo, se ha referido a “la importancia que tiene el Festival Internacional de Música de Cine para Córdoba, ciudad que tiene mimbres para ser un referente en el panorama musical, siendo éste uno de los ámbitos de la cultura en el que está mejor posicionada”.

El director del coro Ziryab, Javier Sáenz-López, ha señalado que “”se trata de un proyecto muy ansiado y anhelado, que por fin se ha hecho realidad, y el resultado es una obra profunda y de una belleza extraordinaria”.

La pieza es una obra sinfónico coral, en ocho movimientos, cuyo protagonista es el coro, con una gran orquestación típica de las bandas sonoras de cine. Lleva una solista mezzosoprano étnica, Lisbeth Scout; dos solistas líricos cordobeses, María Alonso (soprano) y Juan Luque (tenor). “Es un gran oratorio, basado en la música de la banda sonora de la película que fue nominada a los Oscar, es muy espiritual pero también muy humanista”, ha señalado Sáenz-López.