El consejero de Justicia e Interior ha visitado en la capital uno de los siete centros de la provincia que trabaja en la reeducación de estos menores.

Javier Collado

Dobuss

El consejero de Justicia e Interior ha visitado en la capital uno de los siete centros de la provincia que trabaja en la reeducación de estos menores.
El consejero de Justicia e Interior ha visitado en la capital uno de los siete centros de la provincia que trabaja en la reeducación de estos menores.

Redacción. El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha destacado en su visita al centro de día El Aguilarejo los buenos resultados de las medidas en medio abierto para la reeducación de menores infractores, que en la provincia de Córdoba suponen ya el 87% del total impuestas por los dos juzgados de menores de la capital.

En concreto, en la provincia de Córdoba los jueces de menores han impuesto 884 medidas durante el pasado año, de las cuales 767 se cumplen en los cinco centros y servicios existentes de medio abierto en la provincia y 117 en los dos centros de internamiento en medio cerrado o semiabierto.

En su visita, De Llera ha resaltado el valor de las políticas de Justicia Juvenil que lleva a cabo la Consejería de Justicia e Interior, porque se trata –ha dicho- de una prioridad del Gobierno andaluz trabajar en la reeducación de estos menores, dándoles una nueva oportunidad para ofrecerles un futuro mejor a ellos y a sus familias.

El centro El Aguilarejo interviene en la ejecución de medidas judiciales de medio abierto, especialmente las destinadas a desarrollar actividades reparadoras, de las que se están llevando a cabo actualmente 138, y tareas socioeducativas, que superan las 130. “La labor que aquí se realiza –ha explicado el consejero- es que el joven tome conciencia de su infracción, repare el daño causado y reflexione sobre todo ello, para que, después de este proceso, pueda adoptar una conducta más responsable”.

El titular de Justicia e Interior puesto de relieve la importante labor que realiza este centro y ha valorado el trabajo de la Asociación para la defensa Social de Adolescentes y menores (ADSAM) , que recientemente recibió una de las banderas de la provincia con motivo de la celebración del Día de Andalucía.

Además, en este centro se llevan a cabo otras medidas relacionadas con programas de mediación y también de orientación y búsqueda de empleo, en colaboración con las corporaciones locales y los centros de servicios sociales de la provincia.

La labor que realiza este centro, según De Llera, así como el resto de los recursos del Sistema de Justicia Juvenil en Andalucía, ha permitido obtener unos resultados muy satisfactorios, con un nivel de reinserción de estos menores que ha alcanzado el 80%, lo que le ha supuesto el reconocimiento por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que le otorgó el ‘Premio a la Calidad de la Justicia’ por la gestión de la Junta en esta materia.

El titular de Justicia e Interior ha reconocido el compromiso y la buena gestión de las entidades que trabajan con la Junta en la reeducación y reinserción de los menores que cumplen una medida judicial en la comunidad andaluza  y ha puesto de relieve la dedicación y profesionalidad de sus cerca de 2.000 trabajadores.

Asimismo, el consejero ha resaltado la importancia del nuevo decreto regulador de los centros de internamiento de la Junta de Andalucía, aprobado esta misma semana en Consejo de Gobierno y que incluye nuevos programas para la atención de necesidades específicas de los menores infractores y el refuerzo de la cualificación de los profesionales que trabajan para su reeducación y reinserción.