Imagen del pasado 28 de febrero.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imagen del pasado 28 de febrero.
VIII Marcha Hípica.

Redacción. Un año más, Córdoba Ecuestre llevó a cabo la organización de una cita que se ha convertido en un tradicional encuentro de asociaciones, clubes, peñas y aficionados del mundo del caballo.

Se trata de la VIII Marcha Hípica “Córdoba a Caballo”, que tuvo lugar el pasado 28 de Febrero, para festejar el día de nuestra Comunidad Autónoma. Este año ha sido el primero en el que la comitiva ecuestre se ha iniciado en  la Huerta de las Caballerizas Reales, el lugar donde nació, allá por 1567, el caballo pura raza español, por deseo y orden de Felipe II.

Entre la multitud de amazonas y jinetes, a la vaquera, rondeña y paisanos, fueron un total de 223 caballos enfilaron por la Ribera, recorriendo lugares tan singulares como Puente de San Rafael, Paseo de la Victoria o pasando junto al Arco del Triunfo. A la caballería le siguieron los carruajes, que al igual que los caballos, superaron a los participantes de la pasada edición, procedentes de picaderos y clubs de Córdoba, Lucena, Palma del Río, Fernán Núñez, Villafranca y otras localidades, que cada año aumentan su presencia en la marcha hípica. Fueron 63 los coches de caballos que casi en número igual de limoneras y troncos participaron en el desfile ecuestre.

Entre todos consiguieron convertir la marcha en una manifestación cultural, popular, festiva y reivindicativa para el mundo del caballo en Córdoba, dando muestra de su importancia reuniendo en dos horas más de 300 ejemplares.