Ayuda a mayores.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Ayuda a mayores.
Ayuda a mayores.

Redacción. Casi 1.700 cordobeses se beneficiaron durante el pasado año en la provincia de Córdoba de los diferentes proyectos y servicios que para las personas mayores o con discapacidad oferta Cruz Roja Española, como la ayuda a domicilio complementaria, la teleasistencia (domiciliaria o móvil), el localizador de personas con deterioro cognitivo, el centro de día, el respiro familiar, el transporte adaptado, los productos de apoyo o las actividades de envejecimiento saludable.

Un abanico de programas con el que la institución humanitaria trata de cubrir las principales demandas de los mayores, desde la compañía y el afecto -fundamental para aquellas personas que viven solas- hasta ayuda en situaciones de emergencia, actividades de ocio o respaldo tanto para realizar trámites como para promover un óptimo estado de salud física y mental entre la tercera edad.

Las 1.693 personas (tres cuartas partes de ellas mujeres) que recurrieron a alguno de estos servicios durante el pasado año representan un incremento del 11 por ciento respecto a 2013, cuando fueron 1.524 los ciudadanos que hicieron uso de ellos.

Los recursos -que cuentan con financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, el Ayuntamiento de Córdoba y diversos consistorios de la provincia- son muy variados, pero todos van en la línea de facilitar a la ciudadanía una vida digna y autónoma en su entorno habitual.

De estas iniciativas, la que más usuarios tiene actualmente es la ayuda a domicilio complementaria -707-, a través de la cual Cruz Roja ofrece a la persona mayor acompañamiento para hacer gestiones fuera del hogar o simplemente para compartir un paseo y un rato de conversación, ya sea en la calle o en el domicilio.

En el marco de este proyecto, destaca el notable aumento de demandas de apoyo a la accesibilidad, o lo que es lo mismo, ayudas a personas con importantes problemas de movilidad para bajar de su vivienda a la calle tanto para actividades de ocio como para ir a citas médicas o ser trasladadas a otros domicilios.

Junto a ella, los recursos más demandados por la ciudadanía son los relacionados con la teleasistencia: ya sea la domiciliaria, que no sólo incluye la atención inmediata ante cualquier urgencia, sino que también presta servicios tales como la agenda (para recordar al usuario datos y fechas importantes), la visita al domicilio por parte de voluntariado de la organización, y el seguimiento permanente de cada caso; la móvil (fruto de la colaboración entre la institución humanitaria y la Fundación Vodafone España), que permite la localización geográfica del usuario mediante GPS y la atención inmediata fuera del domicilio las 24 horas los 365 días del año; y el servicio de localización para personas mayores con deterioro cognitivo leve, que facilita la ubicación geográfica del usuario mediante GPS y evita así los riesgos derivados de una eventual desorientación.

Y dado que son muchas las personas con mayores dependientes a su cargo, la entidad tiene en marcha además un servicio de apoyo temporal a este tipo de familias, más conocido como programa de ‘respiro’, que permite proporcionar unas horas de descanso al cuidador y mejorar, por ende, su calidad de vida. 22 familias se beneficiaron del mismo durante el pasado año.

De igual modo, otras 70 personas acudieron habitualmente al centro de día que Cruz Roja tiene en Córdoba, y 216 hicieron uso de los vehículos de transporte adaptado de la organización.