Momento de la visita.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Momento de la visita.
Momento de la visita.

Redacción. La consejera de Fomento y Vivienda, María Jesús Serrano, ha visitado las obras de remodelación de la travesía de Villarrubia en la A-431, cuya culminación está prevista para finales de marzo. Los trabajos, que han contado con un presupuesto de 4,32 millones, afrontan la última fase con la reposición de la red eléctrica, la extensión de aglomerado, así como la señalización vertical y horizontal de la vía.

Esta actuación tendrá una incidencia directa para la seguridad vial de los habitantes de esta zona de Córdoba capital, ya que posibilita la integración urbana de la carretera mediante medidas encaminadas a reducir y dar fluidez al tráfico existente, caracterizado por una intensidad media diaria de unos 20.000 vehículos al día. “Se trata de un volumen de circulación muy elevado que justifica esa intervención”, ha explicado Serrano, que ha destacado que “la remodelación tendrá una gran repercusión social, con una mejora directa de las condiciones de habitabilidad del ámbito por el discurre la vía”, afectado por un rápido e intenso crecimiento residencial, con la proliferación nuevas áreas residenciales. “Gracias a las medidas adoptadas se logra recuperar el espacio público para la convivencia del vehículo, el peatón y el ciclista”, ha añadido.

Las obras de mejora de la travesía se reactivaron el pasado mes de noviembre de 2014, después de que a mediados de julio de ese año el Consejo de Gobierno aprobara, gracias a una transferencia de 13,5 millones de euros de Fondos Feder, la reanudación de un paquete de actuaciones en diez carreteras de la red autonómica en Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Jaén y Málaga que estaban paralizadas debido a la falta de disponibilidad presupuestaria. Esta transferencia también se destinó a la construcción de nuevas estaciones de autobuses.

La remodelación de la travesía implica actuar sobre aproximadamente dos kilómetros para adaptar la actual carretera A-431, que conecta Córdoba con Lora del Río a lo largo de diferentes poblaciones de la ribera derecha del Guadalquivir, a las necesidades actuales y futuras de circulación, garantizando la accesibilidad en el entramado urbano.

Detalles de la obra. En esta intervención se ha ejecutado una calzada central, con dos carriles para cada sentido y vías de servicio laterales que dan acceso a las barriadas situadas a lo largo de la travesía. Se han construido un acerado en la margen derecha de tres metros de anchura -ya existe acerado en la margen izquierda- y cuatro glorietas reguladas con semáforos que permitirán aumentar la capacidad de las intersecciones actuales, facilitando los movimientos de los vehículos procedentes del tráfico local y la seguridad de los peatones. Asimismo se ha dotado a toda la travesía de nueva iluminación y se han remodelado las redes de media tensión, eliminando los postes y cruces existentes. También se han canalizado en ambas márgenes las conducciones de aguas pluviales y excedentes de riego.

Gran parte de estas actuaciones ya se llevaron a cabo antes de la paralización, de forma que tras la reactivación los trabajos se han centrado en la reposición de los servicios afectados de telefonía y en la urbanización, es decir, en la extensión de aglomerado, así como en la señalización vertical y horizontal.

Siguiendo el proyecto, también se han ampliado las zonas ajardinadas y se ha plantado una gran variedad de árboles (naranjos, algarrobos, olivos centenarios), además de arbustos de tipo mediterráneo en las glorietas.

Igualmente, la Junta ha construido una vía ciclista a a lo largo de toda la infraestructura, de 2,5 metros de anchura y de doble sentido, aunque en algunos tramos se ha construido un carril para cada sentido. En las glorietas, se han instalado elementos de separación entre la calzada para automóviles y el carril bici.

Las obras de mejora y remodelación de la travesía se enmarcan en el Plan MASCERCA (Plan de Mejora de la Accesibilidad, Seguridad Vial y Conservación en la Red de Carreteras de Andalucía) para la mejora de las travesías de los municipios andaluces, con el fin de lograr la integración de la carretera en un medio en el que el ciudadano demanda mayor habitabilidad y calidad de vida.