Se calcula que en 29 países de África y Oriente Medio hay 125 millones de mujeres y niñas mutiladas. / Foto: google

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Se calcula que en 29 países de África y Oriente Medio hay 125 millones de mujeres y niñas mutiladas. / Foto: google
Se calcula que en 29 países de África y Oriente Medio hay 125 millones de mujeres y niñas mutiladas. / Foto: google

Redacción. Hoy 6 de febrero se celebra el Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, una celebración reconocida por Naciones Unidas cuyo objetivo es generar conciencia en la sociedad que logre un cambio real, al mismo tiempo que crear debate sobre esta terrible práctica para mejorar las campañas de sensibilización y acción.

Por mutilación genital femenina (MGF) se entiende cualquier procedimiento que altere o dañe los órganos genitales femeninos por razones no médicas. Este acto ha sido reconocido internacionalmente como una violación de los Derechos Humanos de las mujeres y niñas, concretamente de sus derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

Esta práctica se concentra principalmente en 29 países de África y Oriente Medio, donde  día de hoy se calcula que hay unos 125 millones de niñas y mujeres mutiladas. Sin embargo, se trata de un problema universalextendido también en muchos otros países desde hace más de mil años.

Desde la página web de Naciones Unidas se lanza un mensaje esperanzador, puesto que esta fuente señala que “gracias a las medidas y acciones tomadas y desarrolladas en los últimos años hay motivos para pensar quese puede acabar con la mutilación y la ablación genital femenina en una sola generación”.

En Andalucía. La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Carmen Cuello, ha destacado la importancia de la colaboración intersectorial que lleva a cabo “de manera constante” la Junta de Andalucía, desde los ámbitos de la salud, la educación, la justicia, las políticas migratorias y los servicios de atención a la mujer, para concienciar y formar a las familias extranjeras que residen en la comunidad andaluza sobre la prevención de la mutilación genital femenina (MGF).

Cuello ha recordado los datos del informe 2012 de la Fundación Wassu-UAB, según los cuales en los últimos años se ha incrementado en España un 61% el número de niñas y jóvenes en riesgo de padecer MGT, una práctica que “está reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos y como una forma de violencia de género”. En concreto, Andalucía cuenta con una población de unas 33.000 personas procedentes de países donde es habitual la MGF, de las que 6.000 son mujeres y 1.500 son niñas y jóvenes entre 0 y 15 años, franja de edad en riesgo de sufrirla.

Por ello, la directora ha insistido en la necesidad de iniciativas para formar a las personas profesionales que trabajan con la población inmigrante “para que sepan actuar, no sólo desde el ámbito legal y policial, sino también desde la sensibilización y la información a las familias extranjeras, a las que hay que concienciar de que se trata de un atentado contra la integridad de sus hijas, con profundas secuelas físicas y psicológicas». En este sentido, Cuello ha reconocido el “importante papel” de las asociaciones de mujeres inmigrantes y de las ONGs que colaboran con la Junta en Andalucía con proyectos de concienciación y formación de las familias, y ha puesto como ejemplo el trabajo realizado por Médicus Mundi, que publicó una guía de sensibilización para informar sobre la mutilación genital femenina y sus efectos, documento que ha servido de base para el personal profesional andaluz que trabaja diariamente con migrantes, y que está disponible en el catálogo del Centro de Documentación del IAM María Zambrano.

Asimismo, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, que garantiza el acceso a los servicios de salud en igualdad de condiciones, cuenta además con una guía de atención sanitaria a la población migrante, que ofrece las herramientas necesarias para que el personal sanitario andaluz preste una adecuada atención a este colectivo desde un enfoque intercultural, que tenga en cuenta las particularidades culturales del mismo.

Junto a ello, el IAM trabaja cada día en el fomento de la igualdad y la prevención de la violencia de género en las mujeres inmigrantes a través de sus diferentes programas y su red de atención directa (CMIMs, centros provinciales y teléfono 900 200 999), que atiende a una media anual de 12.000 extranjeras, el 10% del total de mujeres atendidas.