Robot

Javier Collado

Dobuss

First Lego League.
First Lego League.

Redacción. El Palacio de la Merced acogerá, el próximo 14 de febrero, el Torneo Provincial de la First Lego League, un campeonato en el que jóvenes de 10 a 16 años han de construir y programar un robot con piezas de lego que sea capaz de solventar un problema real. Este año el desafío planteado es ¿Cómo queremos aprender?.

El presidente del Consorcio Provincial de Desarrollo Económico, Salvador Fuentes, ha resaltado la importancia de incentivar y apoyar entre los menores todo aquello que incida “en su inquietud por la robótica, las matemáticas, la ciencia y la tecnología porque todo esto es economía de progreso”.

“El ingeniero se atreve a cambiar la realidad, sin importar el tiempo ni el espacio, haciendo uso de las nuevas tecnologías y con la innovación y la imaginación como sus mejores armas”, ha insistido el también vicepresidente primero de la Diputación de Córdoba.

Este evento cuenta con el patrocinio de la Fundación Telefónica y su director de Coordinación Territorial, Joan Cruz, ha destacado que la First Lego League es “una manera de empezar a trabajar, desde edades tempranas, en las habilidades relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, campos que tienen mucho futuro y potencialidades, pero sólo nueve de cada 1.000 estudiantes españoles cursan estudios vinculados a estas materias”.

Presentación del campeonato en la Diputación.
Presentación del campeonato en la Diputación.

Laura Aguirre, en representación de la empresa B-WIT, ha explicado que en el torneo de Córdoba participan 14 equipos, 13 de ellos de Córdoba y provincia y uno de Jaén, promovidos por colegios, institutos, asociaciones y fundaciones. En total, está prevista la celebración de 21 torneos clasificatorios en diferentes provincias españolas de los que saldrán los equipos que participarán en la Gran Final de Gran Canaria.

Aguirre ha subrayado que los jóvenes tendrán que enfrentarse a tres pruebas. La primera consistirá en la creación de un robot autónomo que resuelva una serie de retos en una mesa de competición; después tienen que realizar un proyecto científico  que tiene que ver con la educación este año y al final tienen que hacer una exposición sobre los valores”.

“La importancia de la First está tanto en el tema de la innovación, la robótica y la ingeniería, como en los valores y la resolución de conflictos; aprender a superar las dificultades, ver los retos como oportunidades y trabajar en equipo”, ha recalcado Aguirre.