Bomberos de Córdoba en Béjar
Bomberos de Córdoba en Béjar.

Javier Collado

Dobuss

Bomberos de Córdoba en Béjar
Bomberos de Córdoba en Béjar

Redacción. El Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Córdoba aprobó ayer 2 de febrero de manera provisional, en la Junta General celebrada con los actuales consorciados –los siete municipios de más de 2000 habitantes de la provincia y la propia institución provincial en representación de los municipios menores- los estatutos de su nuevo modelo de gestión, “un modelo que beneficia a todos, que es mucho más fluido y que garantiza la estabilidad de los trabajadores y el futuro del Consorcio”.

Así se ha expresado su presidente, Manuel Gutiérrez, quien ha explicado que en dicha junta “quedó aprobado y consensuado que mientras esté la deuda vigente la aportación de la Diputación quedaría fijada de manera excepcional en un 70% -a pesar de que la Laula establece una aportación del 50% para la institución provincial y el otro 50% para los municipios- para estabilizar la aportación de los ayuntamientos y de la Diputación durante un período de ocho años en beneficio de la estabilidad de todos los efectivos de los bomberos”.

En virtud de este nuevo reparto, del presupuesto del Consorcio Provincial de Bomberos para 2015, que asciende a 15.050.000 euros,  más de 8,7 millones son aportados por la Diputación de Córdoba y el resto por los siete ayuntamientos. En este sentido, Gutiérrez ha hecho hincapié en que “los ayuntamientos pequeños sólo mantienen la parte proporcional que les corresponde de la deuda, la parte aplazada”, pero dejan de realizar su aportación a los gastos de mantenimiento del Consorcio.

Con respecto a la deuda existente, el también delegado de Presidencia ha recordado que en 2015 la Diputación tendrá que pagar 1,5 millones a la Seguridad Social en diferentes anualidades – 112.030 euros de enero a junio y más de 139.000 euros  de julio a diciembre- y más de 704.000 euros a la Agencia Tributaria en concepto de impago del IRPF; en total 2,2 millones de euros “de deuda heredada del anterior gerente”.

Gutiérrez y el gerente del Consorcio, Juan Carlos Jurado, han explicado que, a partir de enero de 2016, existen dos posibles escenarios para la nueva Corporación Provincial. Por un lado, renegociar con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria un nuevo aplazamiento de la deuda –para lo cual se empezarán a tener reuniones a partir de este mes- o liquidar la deuda existente.

Finalmente, el presidente del ente consorciado ha insistido en que el resultado de este nuevo modelo “es un Consorcio más fluido donde están garantizadas las aportaciones de los municipios y de la Diputación durante ocho años y donde los ayuntamientos pequeños sólo tendrán que aportar la parte proporcional de la deuda”.

Asimismo, ha proseguido, al contar con siete ayuntamientos “éstos se implicarán en la gestión compartida del nuevo modelo que ha puesto los medios para, a partir de este momento, afrontar el futuro del Consorcio dotando a los parques de las infraestructuras necesarias, renovando la flota y garantizando la cobertura de los siniestros y la atención a los 200 efectivos que ponen en riesgo sus vidas”.

El gerente del Consorcio, ha valorado, además, el ahorro que supondrá para los ayuntamientos salirse de este organismo. Así, ha utilizado como ejemplo el caso de Montoro, que “pasa de aportar 119.000 euros en 2014 a 15.698 en concepto de deuda en 2015, 103.000 euros de ahorro para el ayuntamiento”.