Algunos de los premiados entrando al acto.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Algunos de los premiados entrando al acto.
Algunos de los premiados entrando al acto.

Redacción. La Universidad Loyola Andalucía ha celebrado en San Hipólito la festividad de Santo Tomás de Aquino con el reconocimiento a 21 miembros de su comunidad, representantes del personal docente, investigador, de administración y servicios que han contribuido a la puesta en marcha de la Universidad. “Estos premios representan a toda la comunidad de Loyola, hay que reconocer y agradecer lo que se hace bien, porque sois el pilar de la institución: buen trabajo”, ha afirmado el rector, Gabriel Pérez Alcalá.

El rector Pérez Alcalá ha destacado la cualificación del personal docente y de administración de servicios, una plantilla que se ha duplicado en los tres últimos años “y que seguirá creciendo en número y diversidad: somos cada vez más diversos, y esa universalidad nos hace más humanos y nos acerca a la misión de una universidad de la Compañía de Jesús”.

El simbolismo de la elección de San Hipólito para celebrar este primer acto ha sido destacada por Ildefonso Camacho, presidente de la Fundación Universidad Loyola Andalucía: «En este patio de San Hipólito, donde nació Etea, el tren que puso en marcha Jaime Loring, sin la cual nunca hubiera sido posible esta universidad”.

En el día del patrón de la universidad española, Camacho ha evocado la figura de Santo Tomas, «quien hizo una síntesis del saber de su tiempo, buscando la visión más completa, algo a lo que también está obligada la universidad actual”.

Entre los premiados, el rector Pérez Alcalá ha destacado la colaboración especial y la trayectoria de César Hervás, catedrático de la Universidad de Córdoba, “profesor y mentor en ETEA de muchos de los profesores que ahora estamos en Loyola”.