Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Adesal derbiRedacción. Hay partidos que tienen un valor añadido al de dos puntos. El Costa-Adesal que se disputa esta noche (20:00) responde a esos parámetros. Para el que gane, supondrá escapar de la zona de descenso y dejar tocado a un rival directo. Y todo ello sin ponerle a la cita la etiqueta de partido de la “máxima rivalidad”. Puesto que este tipo de enfrentamientos entre fuensatinas y malagueñas se ha convertido todo un clásico a nivel regional.

Ni que decir tiene que son dos equipos que se conocen a ciegas los sistemas y que han jugado innumerables partidos trascendentales entre sí. Hasta hace poco, lo hacían por estar en las alturas de la División de Honor. Hoy lo hacen por no caerse de ella. De hecho, será el tercer enfrentamiento de este curso en el que se miden ambas escuadras con resultados desiguales. El balance es favorable al Costa, que ganó los dos partidos de pretemporada por siete goles. Pero el Adesal se llevó la Copa de Andalucía de Carranque, donde el cuadro malagueño se mostraba propenso a una fiesta que fue interrumpida por las paradas de Meriem, el saber hacer de Masha, los goles de Carlota Rubio o la infranqueable defensa de Yacaira Tejeda.

Por lo tanto, una tarjeta de visita que alimenta la esperanza de un equipo que no sabe lo que es ganar desde el mes de octubre, cuando volvió a profanar el Can Vinader del Castelldefels. Es decir, que el Adesal sólo (y es mucho decir) debe recuperar ese espíritu para verse con opciones.

Para creer en la permanencia de categoría. Y empieza por cada una de sus jugadoras y termina en un reducido pero entusiasta entorno que sueña con seguir disfrutando del mejor balonmano posible en La Fuensanta.

Para esta ocasión, parece que sólo llegan buenas noticias en el Adesal. De un lado, la cubana Maricet Fernández estará disponible para la contienda después de que se arreglara su transfer internacional, mientras que Yacaira Tejeda se ha recuperado del proceso gripal que le apartó del compromiso de la semana anterior ante el Guardés. Con todo, es seria duda el concurso de Masha Boklashchuk, a quien se le diagnosticó un esguince de grado dos en el tobillo derecho. Eso sí, la ucrania no quiere perderse esta singular batalla en Carranque.

Por su parte, el Costa, que no gana desde que se impusiera al Cleba en el Palacio de los Deportes de León, también tiene sus dudas. De hecho, viene de perder ante un rival directo como el Granollers, circunstancia que le da un tono más dramático al partido al quedarse empatado con 4 puntos con el Adesal.

En el mercado de invierno, el Costa ha roto la hucha para incorporar a dos jugadoras, como son los casos de la primera rusa Dikalo y de la pivote rumana Alina con las que pretende potenciar un bloque homogéneo de los últimos años a los que se sumaron en pretemporada las algecireñas Gutiérrez y Paula Valdivia, que el curso pasado estuvo en el Adesal.

Rafael Moreno, técnico de adesal ha comentado que “Los dos equipos están en un momento paralelo en cuanto a la moral. Ambos llevamos casi dos meses sin puntuar y eso se nota a la hora de la confianza. Los dos nos hemos reforzado y auguro un partido igualado, aunque el último resultado puede darnos un poco más de confianza, pero no sé si es mejor o peor porque seguramente ellas llegarán heridas. Les ganamos defendiendo con un 6-0 fuerte en la defensa y con el contraataque; creo que los dos ataques son lo peor de los dos equipos y creo que va a ser un duelo defensivo».

Convocatoria:

Meriem Ezbida, Maricet Fernández, Arantxa Hernández, Isa Moreno, Alba Sánchez, Lulú Dascalu, Yacaira Tejeda, Amit Izak, Carlota Rubio, Ángela Ruiz, Masha Boklashchuk y Mar Sobrino.