Autobús de la campaña "Aprende a crecer con seguridad".

Javier Collado

Dobuss

Autobús de la campaña "Aprende a crecer con seguridad".
Autobús de la campaña «Aprende a crecer con seguridad».

Redacción. El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Ignacio Expósito, y la delegada de Educación, Cultura y Deporte, Manuela Gómez, han visitado en el colegio Eduardo Lucena de la capital el autobús que ha comenzado esta semana a recorrer los colegios de la provincia con la campaña  “Aprende a Crecer con Seguridad”. Esta iniciativa, puesta en marcha a través del Centro de Prevención de Riesgos Laborales, perteneciente a la delegación de Economía, está dirigida a los centros de educación primaria y tiene como objetivo concienciar sobre los accidentes a los alumnos, padres y profesores, apostando por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y educando en la Cultura Preventiva.

Este programa, que introduce la prevención en la escuela comenzando con la seguridad infantil como paso previo a la seguridad en el trabajo, es la decimotercera vez que se desarrolla en Córdoba. Este año participarán casi 300 alumnos de cinco colegios, cuatro en la provincia, Nueva Carteya, Montilla, Puente Genil y Palma del Río y este en la capital. La elección de la edad se debe a que, estadísticamente, es entre los 10 y 11 años cuando ocurren más accidentes. Entre todas las ediciones han participado en Córdoba 103 centros y más de 5.300 alumnos.

Expósito ha explicado que los principales objetivos de esta iniciativa son concienciar sobre los accidentes a niños, padres y profesores, “integrando  en la cultura de la prevención a la sociedad en su conjunto como elementos activos influyentes en el proceso educacional del niño y reducir así, los accidentes infantiles y, en un futuro, los accidentes y enfermedades de carácter laboral”. El responsable territorial ha puntualizado que los informes de valoración que realizan tras las campañas, dicen que los niños y niñas que han tomado parte presentan una disminución en la tasa de accidentes y tienen más conocimientos “sobre cuales son las situaciones de riesgo y la forma de prevenirlas”.

Por su parte, Manuela Gómez ha manifestado que la Delegación de Educación siempre apuesta por el presente y también por el mañana, colaborando con este tipo de programas en los que, partiendo de una realidad visible por el alumnado, se busca una proyección que repercuta en el futuro.  Y qué duda cabe de que el trabajo y la cultura de la prevención de riesgos y accidentes es algo que hay que aprender desde las edades más tempranas.

A los escolares se les hace entrega de material adaptado y la campaña tiene un logotipo (dibujo) denominado “Segurito” que se convierte en punto de referencia de los alumnos. También se desarrolla un juego de identificación de riesgos en el que toman parte.

Esta iniciativa se enmarca en la línea del I Plan de Actuación derivado de la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud Laboral 2010-2014 ya que fomenta una auténtica Cultura Preventiva, mediante la promoción de la mejora de la educación en dicha materia y en unos niveles educativos que involucran a toda la sociedad en su conjunto en lo que se ha llamado ‘El círculo integral de la cultura de la prevención».