Elena Cortés, durante la puesta en servicio de la nueva vía ciclista.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Carril bici
Vía Ciclista

Redacción. La Consejería de Fomento y Vivienda ha puesto en servicio, en un acto presidido por la consejera Elena Cortés, la primera vía ciclista urbana construida en el marco del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB), que une la ciudad de Córdoba con la zona industrial y universitaria de Rabanales. «Estamos dando respuesta a una histórica reivindicación de la ciudadanía», ha destacado la consejera.

Este nuevo itinerario ciclista, que cubre una «necesidad fundamental» de comunicación en la zona este de la ciudad, une a través de 3,4 kilómetros la barriada de Fátima con los polígonos industriales de las Quemadas y TecnoCórdoba, y el campus universitario de Rabanales. Cortés ha señalado además que esta vía ciclista «es un exponente de sostenibilidad medioambiental porque no sólo se ha cuidado el entorno por el que discurre el trazado, sino que además se ha recuperado con la plantación de 500 ejemplares de árboles, plantas y matorrales autóctonos».

La actuación es fruto de un convenio de colaboración suscrito por la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, y el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, que también ha asistido a la inauguración de la vía junto con el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos. La Consejería ha sido la responsable de costear y ejecutar las obras, que han supuesto una inversión de 468.000 euros, correspondiendo al Ayuntamiento la disposición de los terrenos, el mantenimiento y la tramitación de tasas y licencias.

Las obras, que han tenido un periodo de ejecución de cuatro meses, han supuesto la creación de un total de 70 puestos de trabajo, de los cuales 40 son empleos directos y 30 indirectos. Toda la actuación ambiental se ha realizado a través de una empresa de inserción social, favoreciendo así la integración de personas en riesgo de exclusión.

Desde el punto de vista medioambiental, la actuación ha respetado la vegetación de ribera del arroyo Pedroche que cruza la traza y ha supuesto la plantación de un total de 500 ejemplares más, entre árboles, plantas y matorrales autóctonos. Estas plantaciones servirán para dar sombra y para integrar la vía en el paisaje interurbano.

3,4 kilómetros. La vía ciclista une la barriada de Fátima con el campus universitario de Rabanales aprovechando el trazado de la Vereda de la Alcaidía en una longitud de 3,4 kilómetros, lo que la hace accesible para la comunidad universitaria y los trabajadores de los polígonos industriales del este de la ciudad.

Esta vía cumple con los criterios de diseño recomendados en el Plan Andaluz de la Bicicleta y respeta la normativa urbanística vigente en esta zona de crecimiento residencial prevista por el PGOU de Córdoba. Además, conecta una de las principales zonas de atracción de tráfico no motorizado, como es la Universidad, con la futura red urbana prevista en el Plan para la ciudad de Córdoba.

Otro de los criterios del Plan seguidos por esta vía es el aprovechamiento de las infraestructuras existentes: del total de su trazado, el tramo central de 800 metros es de nueva construcción y el resto es un acondicionamiento del viario en la Campiñuela Baja y una vía ciclista existente en el Parque Tecnológico Rabanales 21.

Al inicio del recorrido, la vía ciclista de Rabanales salva la N-432 mediante el paso inferior de la Vereda de la Alcaidía ya existente. Tras unos metros, la vía ciclista comparte trazado con la propia Vereda a lo largo de un tramo urbanizado, coincidiendo el tráfico motorizado con la bicicleta en un tramo a 30 kilómetros/hora, con reductores de velocidad y debidamente señalizado como ciclocalle.

Elena Cortés, durante la puesta en servicio de la nueva vía ciclista.
Elena Cortés, durante la puesta en servicio de la nueva vía ciclista.

Inmediatamente después comienza el tramo de nueva construcción que une la Campiñuela Baja con el Parque Tecnológico. En este tramo, la vía ciclista es bidireccional, con un carril de 1,5 metros para cada sentido y paseo peatonal en ambas márgenes de 1,8 metros. Aquí se ha instalado la infraestructura de canalización de PVC para un futuro desarrollo urbanístico.

Ya en el Parque Tecnológico de Rabanales 21 la Consejería ha acondicionado la vía ciclista existente y ha dado conexión con el polígono industrial de Las Quemadas y con el propio campus universitario.

La mayor parte de los áridos utilizados para la construcción de esta infraestructura viaria son reciclados. El trazado de nueva construcción situado entre la Vereda de la Alcaidía y el Parque Tecnológico de Rabanales 21 ha servido como tramo experimental en el proyecto de I+D+i que lleva a cabo la Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia de Obra Pública, y la Universidad de Córdoba sobre Aplicaciones de los áridos reciclados de residuos de construcción y demolición (RCD) para la construcción sostenible de infraestructuras viarias. Los residuos proceden en su mayor parte de derribos de edificios o de rechazos de los materiales de construcción en obras de nueva planta y de pequeñas obras de reforma de viviendas e infraestructuras.

Un año desde la aprobación del Plan. La consejera ha subrayado que, sólo un año después de la aprobación del Plan Andaluz de la Bicicleta de la Consejería de Fomento y Vivienda, éste ha supuesto ya el impulso de más de 220 kilómetros de vías ciclistas entre abiertas a la circulación de bicicletas (Rabanales y las vías interurbanas de Poniente de Almería y Úbeda-Baeza), en obras, adjudicadas y acordadas con los ayuntamientos que ya han firmado con la Consejería los acuerdos que permiten la construcción de redes urbanas: Córdoba, Huelva, Almería, Cádiz, Algeciras y Jerez de la Frontera.