Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Adesal - Amit Izak 2Redacción. La visita del Guardés será especial por muchos motivos para el Adesal. Entre otros factores, queda el recuerdo del partido clave de la penúltima jornada de Liga del curso pasado, pero también por los cruces de jugadoras que se produjo durante la pretemporada.

Inés Hernández regresará a la que fue  su casa, mientras que Amit Izak se reencontrará con el equipo que le abrió las puertas de España.

La israelita ha confesado que “tengo muchas ganas de que llegue este partido, porque me voy a enfrentar a muchas de las compañeras que tuve el año pasado”. Es decir, que la zurda sabe con qué equipo se mide el cuadro fuensantino este sábado (16:30) y hasta advierte de que “es mejor que el del año pasado”.

De hecho, el Guardés es uno de los aspirantes al título de Liga. Con todo, Izak considera que “no tenemos nada que perder”, así que su recomendación pasa por “venir con un poco de alegría, que creo que nos hace falta a la hora de jugar”. Además de que entiende que “en Córdoba también es difícil ganarnos y recuerdo el partido de la temporada pasada que el Adesal estuvo muy cerca de la victoria, así que no lo tendrán fácil”.

Analizando la situación actual del Adesal, que no gana desde Castelldefels en el mes de octubre, la israelí argumenta que “tenemos nuestros picos de arriba y abajo, pero tras las vacaciones hemos llegado mejor y hay ganas de Liga”. Por eso, cree que “puntuar sería inmejorable para nuestras aspiraciones”.

En el plano personal, también ha experimentado una bajada en cuanto a su producción goleadora. Ella lo ha justificado en que “estuve lesionada, pero tras estar en Israel durante las vacaciones me he recuperado en todos los sentidos y tengo mejores sensaciones”. Y anuncia que “el sábado contra el Guardés es muy especial para mí y quiero hacerlo lo mejor posible”.