Chimenea.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Chimenea.
Chimenea.

Redacción. Después de la copiosa comida de Navidad, muchos estaréis tranquilos y calentitos en casa, es un fantástico plan para pasar el día de Navidad. Pero, si os vais a calentar con braseros de cisco o picón, si tenéis la suerte de estar al lado de una buena chimenea, tened mucho cuidado y precaución.

Siempre que hay combustión se genera monóxido de carbono, un gas venenoso que no tiene olor, ni color, por eso hay que estar muy alerta y si notas mareos, dolor de cabeza, vómitos, somnolencia, ¡ten cuidado! pueden ser síntomas de intoxicación. Vigila que la ventilación de la estancia sea buena. Y siempre que te sea posible, no utilices calefacción con llamas o brasa como braseros de cisco mientras duermes.