Imagen de épocas pasadas donde varios niños hacen cola para depositar su carta en un buzón tradicional.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

 

Imagen de épocas pasadas donde varios niños hacen cola para depositar su carta en un buzón tradicional.
Imagen de épocas pasadas donde varios niños hacen cola para depositar su carta en un buzón tradicional.

Redacción. Desde hoy lunes, día 15 de diciembre y hasta el día 5 de enero, los niños que lo deseen podrán depositar sus cartas para los Reyes Magos en los 173 buzones especiales que Correos ha instalado en las principales oficinas postales repartidas por todo el territorio nacional. Además de fomentar el espíritu navideño, esta iniciativa de la empresa postal tiene como objetivo incentivar la práctica de la escritura de los más pequeños de la casa.

Los niños de las localidades en las que no hay buzón especial, y todos los que así lo prefieran, también pueden enviar su carta a través de la web de la empresa postal. En www.correos.es encontrarán el modelo de carta que la empresa pone a su disposición para comunicar sus deseos a los Reyes Melchor, Gaspar y Baltasar. De inmediato recibirán respuesta electrónica confirmándoles que su carta está lista para ser cursada al destino.

Imagen actual de un niño metiendo su carta de Reyes en un buzón habilitado.
Imagen actual de un niño metiendo su carta de Reyes en un buzón habilitado.

La Campaña de Reyes Magos destaca por ser pionera en nuestro país. Se viene celebrando de forma ininterrumpida desde hace 19 años y se puso en marcha mediante una prueba piloto y la adquisición de 16 buzones especiales, con una simpática silueta de los tres míticos monarcas y su cartero, e instalándolos en 16 jefaturas provinciales. En la actualidad, los buzones mantienen la misma estética, aunque se ha modernizado ligeramente, y este año ha aumentado el número de oficinas que cuentan con ellos.

Por otra parte, en la presente edición, el equipo de voluntarios de “Correos Solidaridad” tiene previsto acercarse a distintos hospitales repartidos por la geografía nacional a recoger las cartas de manos de los niños ingresados y que no pueden desplazarse hasta un buzón. De este modo, los voluntarios de CORREOS, además de aprovechar para entregar a los pequeños un detalle, les aseguran que sus deseos llegarán con toda seguridad a tan ilustres destinatarios.