Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imagen de José Antonio mientras realizaba una de sus competiciones en la temporada pasada.
Imagen de José Antonio mientras realizaba una de sus competiciones en la temporada pasada.

Cristina Abad Cabal. Desde muy pequeño, José Antonio Rodríguez se sintió atraído por el mundo del motor. «Mis vecinos tenían motos y siempre me llamó la atención este deporte aunque a mis padres no les hacía mucha gracia», cuenta para Córdoba Buenas Noticias el cordobés. No fue hasta los 22 años cuando pudo adquirir su primera moto con la que, según explica, iba al campo a practicar con ella e iniciarse sin mayor objetivo que disfrutar de aquello que le gustaba y llamaba su atención. «Después de mi primera moto de campo tuve otra, después otra y siempre así por lo que empecé a darme cuenta que mi gusto por este mundillo no era un simple capricho».

Formalmente son cinco los años que este joven de 34 años lleva practicando motocross como aficionado pero de una manera más asidua que en sus inicios. Su rutina de entrenamiento se basa en ir al gimnasio durante toda la semana y dedicar sábado y domingo a practicar con la moto en los circuitos habilitados, siempre y cuando no compita. Acudir al gimnasio es muy importante para realizar este tipo de deportes ya que una buena formación física es crucial a la hora de afrontar las múltiples caídas que se producen tanto en entrenamientos como en el propio circuito.

Rodríguez comenzó a querer competir en el ámbito del motocross cuando vio que, entrenamiento tras entrenamiento, su rendimiento mejoraba. «El problema era que en Córdoba no había competición pero, gracias a Fernando Antúnez, al que el motocross cordobés le debe todo lo que hoy en día es, se creó el campeonato en la ciudad para aficionados, que se une a los ya existentes que son el Andaluz y el Nacional», recalca José Antonio.

A la derecha de la foto podemos observar al cordobés subido al pódium en una de las carreras.
A la derecha de la foto podemos observar al cordobés subido al pódium en una de las carreras.

Actualmente, según asegura el piloto, «hemos subido el nivel pues al ser todos aficionado y correr juntos hemos competido y mejorado nuestra técnica», por lo que el motocross se encuentra en un buen momento a nivel de Córdoba y provincia.

Los amantes de este deporte conocen a fondo todos sus detalles pero, para aquellas personas interesadas, debemos destacar que dentro de la utilización de este tipo de motos para hacer deporte se diferencian dos modalidades, el enduro que se basa en salir al campo y practicar por rincones de la sierra y corta fuegos, entre otras opciones, y el motrocross, que se lleva a cabo dentro de un circuito acotado y de manera más reglada, con saltos a diversas alturas. El enduro actualmente está penalizado y no se puede hacer de manera libre en el entorno natural.

La temporada de motocross en Córdoba acaba de finalizar hace tan sólo un mes. De ella este cordobés destaca que «en 2013 empecé regular, tuve una lesión en las costillas y no terminé de curarme bien. Ya en este año 2014 me caí y me hice daño en el hombro. El 16 de noviembre fue la última carrera de esta temporada y ahora vienen algunas pruebas para la competición provincial, a las cuales me gustaría acudir y de esta manera no dejar de entrenar en Navidad como hace la mayoría de deportistas».

Imagen de José Antonio y Miguel antes de comenzar una de las carreras.
Imagen de José Antonio y Miguel antes de comenzar una de las carreras.

En marzo de 2015 comienza de nuevo la competición en Córdoba donde Rodríguez pretende llegar con más fuerzas que nunca, sin hacer ninguna pausa.

Como apasionado de las motos, el piloto quiere animar desde aquí a todos aquellos que sienta el mismo gusto e ilusión que el percibió en sus inicios: «es un mundo duro pero a la vez muy gratificante y si te preparas bien y lo tomas en serio te dará más alegrías que tristezas; es sacrificado en el tema de la alimentación y el esfuerzo físico pero te da una gran recompensa y es una enorme satisfacción lo que se siente al subirte a un podio».

La ilusión y las ganas de este cordobés no dejaron indiferente a Miguel Ángel Briones, dueño de la tienda Fluid en Córdoba y patrocinador oficial de este deportista desde la misma marca (Fluid Apparels & Shoes). «Es un deporte que siempre me ha llamado la atención, he tenido motos y ahora quiero animarme, incluso, a practicar un poco con José Antonio, pero muy poco a poco», bromea el empresario quien asegura que «tenemos marcas relacionadas con el deporte por lo que nuestra imagen como comercio se relacione con estas iniciativas es muy positivo y todo esto es un añadido a lo que verdaderamente nos hizo apostar por él que fueron sus ganas de trabajar, de esforzarse y ese afán de superación que le lleva a no parar de mejorar».

Imagen del empresario cordobés con el piloto.
Imagen del empresario cordobés con el piloto.

Como ayuda para Rodríguez, Miguel Ángel, junto con su hermano y socio, llevan los gastos del gimnasio en el que entrena el cordobés y personalizan su moto. El próximo proyecto que tienen entre manos es crear y diseñar ropa de motocross de manera conjunta con el piloto, para que éste la pueda vestir en sus competiciones. «La idea nace para la ayuda y el disfrute mutuo, siempre con la imagen de nuestra marca presente pero lo principal es ayudar», concluye Briones.